Canal Francia está convencido de que Mediapro deberá negociar con ellos

Canal Francia está convencido de que, por su peso en el mercado de la televisión, el grupo español Mediapro deberá negociar con ellos la difusión de los partidos aunque acabe de ganar el grueso de los derechos de la liga francesa durante cuatro temporadas.

En una entrevista publicada hoy por el diario deportivo "L'Équipe", el presidente de Canal , Maxime Saada cree que los 780 millones de euros por los que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha atribuido a Mediapro la mayoría de los derechos televisivos es una cantidad demasiado elevada que no se puede rentabilizar.

Para Saada, el canal que Mediapro dice que creará para sacar partido al paquete comprado no tiene futuro "en el estado actual de las cosas".

Da por hecho que Canal negociará con la compañía española, aunque asegura que no tiene prisa y que de aquí 2020 -el primer año de las cuatro temporadas en manos de Mediapro- pueden cambiar muchas cosas.

"No veo cómo Mediapro podría prescindir de Canal ", señala tras subrayar que su empresa es "un actor importante de la distribución en Francia".

Canal ha sido uno de los difusores tradicionales de la liga francesa y los derechos perdidos han constituido durante muchos años uno de los principales sustentos de su actividad. Ayer, las acciones de su casa matriz, Vivendi, perdieron un 3,64 %.

Pese a todo, Saada declara que está "mucho más tranquilo" que Mediapro porque no se ha "gastado cerca de 800 millones" por un paquete por el que su canal paga actualmente 540, y justifica haberse quedado por debajo de la puja de Mediapro por razones económicas.

Para rentabilizar los 850 millones de euros que calcula que deberá invertir Mediapro para explotar sus derechos, con el abono tipo ahora de 15 euros al mes, harían falta siete millones de clientes, algo que le parece inverosímil.

Saada añade que no está dispuesto a "pagar cualquier precio" para distribuir una cadena como la que Mediapro quiere crear, cuyo "modelo económico está condenado desde el principio".

Entre la posibilidad de quedarse con uno de los lotes comprados por el grupo español o distribuir esa nueva cadena, su "prioridad" es la primera opción. Y más en concreto, los partidos del domingo por la noche.

En cualquier caso, deja abierta la negociación a múltiples escenarios que podrían combinar la difusión de un lote con la distribución de la cadena de Mediapro, y no descarta denunciar a la LFP ante la justicia por la controvertida subasta.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.