Caballero acusa a la Xunta de pretender "dejar sin agua" a Vigo

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, interpreta el anuncio de Aguas de Galicia de que no se dan los requisitos legales para acometer por la vía de urgencia el trasvase desde el río Verdugo hasta la presa de Eiras como una señal de que la Xunta pretende "dejar sin agua" a la ciudad y su entorno.

El director de Aguas de Galicia, Roberto Rodríguez, ha explicado hoy que la Xunta no renuncia al trasvase porque tiene sentido "para futuros episodios" que se puedan producir, si bien ha insistido en la necesidad de que haya "consenso" entre los municipios afectados, dada la oposición de Ponte Caldelas y Soutomaior.

Asimismo, ha recalcado que "a día de hoy no se dan los requisitos legales" para hacer esta obra por la vía de emergencia, ya que ya no hay situación de alerta, sino de prealerta, por lo que ha confiado en que con la tramitación ordinaria, que se demorará más, pueda haber "menos susceptibilidad" por parte de quienes se oponen.

Caballero ha reaccionado a estas palabras afirmando que ya se "temía lo peor" porque hace diez días envió firmado a la Xunta el convenio para la construcción del trasvase y no ha obtenido respuesta, y ha añadido que "ni siquiera pagando Vigo lo quiere hacer".

"Algo muy grave está pasando en este país", ha proclamado Caballero, quien ha recalcado que "nada garantiza" que no vuelva a reproducirse una situación de sequía en la que "estuvimos al límite".

"¿Y si llegan un verano y un otoño secos, quién va a responder?", ha planteado el alcalde de Vigo, quien ha acusado a la Xunta de "atentar" contra el suministro del agua más de 400.000 personas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.