Buque español retenido en Argentina paga multa y será liberado de inmediato

El pesquero español retenido en Argentina desde el 4 de febrero pasado por faenar ilegalmente en zona exclusiva del país austral será liberado entre el miércoles y jueves de esta semana, ya que la armadora del buque ha pagado la multa impuesta de 21,3 millones de pesos (1,05 millones de dólares).

El pesquero "Playa Pesmar Uno" fue capturado por la Prefectura Naval Argentina cuando faenaba ilegalmente unas 0,4 millas dentro de territorio argentino con más de 320 toneladas de piezas procesadas de pescado, y quedó retenido en el puerto de Comodoro Rivadavia (sur) mientras las autoridades locales determinaban la sanción y autorizaban la partida.

Fuentes del Ministerio de Agroindustria del Gobierno de Mauricio Macri confirmaron hoy a Efe que de los 21,3 millones de pesos de multa impuesta a la armadora Pesquerías Marinenses, 7,5 millones (370.826 dólares) corresponden por pescar en la zona exclusiva sin permiso, una cantidad menor a la oficial -10 millones de pesos- al aplicarse un descuento del 25 % por haber sido allanado el buque durante la investigación de lo ocurrido.

Los restantes 13,8 millones de pesos (682.320 dólares) están vinculados al valor del pescado capturado.

Por otro lado, la Prefectura cobró a la empresa los gastos de captura, una suma que está entre los 200.000 y 300.000 pesos (entre 9.800 y 14.800 dólares), y el puerto de Comodoro Rivadavia también requirió gastos de amarre.

El patrón del barco sostuvo desde el principio que cuando fueron interceptados por Argentina se encontraban fuera de la zona económica exclusiva.

Sin embargo, el análisis satelital reveló que una desviación en uno de los tres GPS del barco causó el conflicto y le mantuvo navegando ilegalmente durante dos horas en aguas argentinas.

El buque, con 63 metros de eslora y 12,50 de manga, llevaba 34 tripulantes a bordo en el momento de ser apresado por el guardacostas "GC 27 Fique" de la prefectura, después de partir de Montevideo el pasado 11 de enero.

Según había explicado la armadora española, que el barco quedase retenido en plena temporada alta de captura de pota suponía "una ruina" para ellos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.