Benidorm paraliza unas obras "ilegales" en dominio público marítimo-terrestre

El Ayuntamiento de Benidorm ha decretado la paralización de unas obras "ilegales" que se ejecutaban en suelo público afectado por el dominio público marítimo-terrestre, y ha abierto el correspondiente expediente de disciplina urbanística.

Según ha confirmado a Efe la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles, las obras estaban siendo realizadas por los vecinos de Gemelos 28, un bloque de viviendas situado en Punta Llisera, que ha sido objeto en los últimos años de múltiples litigios judiciales.

Las irregularidades, además, fueron detectadas por el propio alcalde de Benidorm, Toni Pérez, durante una visita rutinaria a la zona.

Según Caselles, la zona se encontraba vallada desde que finalizaron las obras del edificio.

Sin embargo, el alcalde se percató de que la puerta de la valla estaba tirada y, al adentrarse, pudo constatar la presencia de una furgoneta con personas que estaban haciendo labores para construir un camino particular que diera acceso a una cala cercana.

"Habían echado zahorra para asfaltar un tramo de camino que les sirviera de acceso a la playa", ha dicho Caselles, quien ha resaltado el hecho de que "no solo no habían pedido permiso ni tenían licencia, sino que las obras se estaban efectuando en un terreno público afectado por el dominio público marítimo-terrestre".

La Concejalía ha abierto el oportuno expediente y ha exigido la "restauración de la legalidad y la vuelta al estado anterior" del lugar afectado.

El expediente, abierto hace algo más de un mes, se cerrará al cumplirse los dos meses.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.