Banco Sabadell formaliza la venta de tres carteras inmobiliarias a Cerberus

La compañía cierra el traspaso de carteras valoradas en 6.400 millones y eleva al 11,78% su ratio de capital de máxima calidad

oliu-guardiola_15_970x597

Banco Sabadell ha cerrado este viernes una venta multimillonaria de carteras, que le acercan a su objetivo de solvencia anual, revisado al alza en la presentación de resultados del tercer trimestre. Así, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco ha traspasado este viernes las carteras conocidas como "Coliseum", "Challenger" y "Rex" a la sociedad que el banco ha creado con Cerberus, y de la que la entidad presidida por Josep Oliu controla solo el 20% del capital.

El grueso de esta cartera quedaba bajo el sistema de protección EPA, por lo que el proceso de cierre, que requería de un acuerdo con el Gobierno, ha sido largo. Ahora, Banco Sabadell desconsolidará esos activos de su balance y liberará capital. Concretamente, 16 puntos básicos que le ayudarán a cumplir con el objetivo de cerrar el ejercicio con un ratio de capital de máxima calidad del 11,8%. Según ha comunicado el Sabadell a la CNMV, el ratio, en términos pro forma a septiembre, se habría quedado ya en el nivel del 11,78%.

El banco, además, reforzará su capital con el reciente pago de dividendo. El reparto de su autocartera también le ayudará a mejorar este magnitud, de la que el mercado ha estado muy pendiente desde que el banco quedara en una mala situación en los test de estrés de 2018 realizados por el Banco Central Europeo (BCE). El cierre de esta venta, sin embargo, sí le servirá para la prueba del próximo año, ya que se tomará como referencia el cierre de 2019.

El Sabadell y su limpieza multimillonaria de activos tóxicos

Los activos inmobiliarios transmitidos constituyen cerca de 46.000 unidades con un valor bruto contable conjunto aproximado de 6.414 millones de euros, importe que no incluye ya los activos que han sido objeto de comercialización y venta a terceros hasta este momento. La transmisión de las aproximadamente 15.000 unidades restantes de activos inmobiliarios, aproximadamente, con un valor bruto de 1.817 millones de euros, está pendiente del posible ejercicio de los derechos de tanteo por parte de terceros, si bien ello no alteraría los impactos financieros previstos. El precio de las operaciones es de aproximadamente 3.430 millones de euros.

Al cierre de las operaciones, la aplicación de determinadas cláusulas contractuales sobre todo el perímetro de activos de las operaciones exige el reconocimiento de provisiones adicionales por 52 millones de euros netos de impuestos. Por otro lado, en los resultados del cuarto trimestre se contabilizarán 20 millones de euros netos de impuestos por costes vinculados a los activos no imputables a la venta. El cierre de estas operaciones contribuye positivamente a mejorar la rentabilidad del grupo Banco Sabadell.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.