Aptur acusa a Terraferida de poca rigurosidad en datos alquiler vacacional

La asociación de alquiler vacacional Aptur Baleares considera que los datos que facilita hoy el movimiento Terraferida sobre el alquiler turístico de las plataformas Airbnb y Homeaway son "poco rigurosos" sobre este sector en las islas.

Según ha informado hoy el movimiento Terraferida, la plataforma de alquiler turístico AirBnb facturó entre enero de 2016 y marzo de 2017 más de 294,3 millones de euros, de los cuales se queda con un porcentaje, a pesar de que la multinacional reconoce solo 115 millones.

Además, ha apuntado que la multinacional ofrece en Baleares 21.999 alojamientos y 119.059 plazas, mientras HomeAway oferta 23.968 alojamientos y 160.016 plazas, lo que lo sitúa como portal líder

Para Aptur, "la primera incorrección de este informe tiene que ver con la duplicidad de datos" porque, explica, los que facilita de Homeaway "son incorrectos ya que hay muchas propiedades duplicadas", debido a que muchos dueños trabajan con dos empresas comercializadoras y muchas de ellas se anuncian en esta plataforma.

No sólo eso, añade la asociación, sino que mayoritariamente las propiedades de Airbnb y Homeaway están duplicadas en las dos plataformas y, por tanto, no se pueden considerar datos reales de la oferta total de alquiler vacacional en Baleares.

"Terraferida vuelve a confundir comercializadores con propietarios para hacer creer que hay grandes magnates del alquiler vacacional, en lugar de pequeños propietarios, que es la realidad", insiste Aptur.

Los comercializadores no son propietarios sino empresas que ayudan a los propietarios a alquilar y su papel es clave para la economía balear porque los particulares, que no son profesionales del alquiler, a menudo tienen dificultades para gestionar el de sus viviendas por disponibilidad, idiomas, gestión informática, atención a los huéspedes en el destino y otras razones, añade la asociación.

Finalmente indica que Airbnb y Homeaway no ganan las cantidades que asegura Terraferida, ya que estas cantidades son abonadas a los pequeños propietarios de Baleares.

Las plataformas comercializadoras facturan una comisión por la intermediación. En el caso de Airbnb este porcentaje se sitúa entre el 3 % y el 8 %, mientras Homeaway funciona con anuncios de pago que valen unos 220 euros al año, o con la opción de una comisión del 5 % al propietario.

Aptur-Baleares aclara a Terraferida que "estas plataformas son intermediarias que actúan legalmente y que hacen los envíos de las cantidades cobradas a través de transferencia bancaria, lo que hace posible la trazabilidad de los movimientos y es favorable para evitar el fraude fiscal".

La asociación ha hecho un llamamiento al Govern para sacar adelante una regulación del alquiler turístico "con sentido común", que permita el desarrollo con normalidad de una actividad de gran importancia para la economía balear que supone importantes ingresos para los pequeños propietarios, la oferta básica y las arcas públicas.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.