Alcalde Ribadeo cuestiona que municipios tengan que controlar venta patatas

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, dijo que su municipio no va a declararse "insumiso", pero cuestionó la decisión de la Xunta de cargar sobre los ayuntamientos la responsabilidad de vigilar la procedencia de las patatas que se venden en los mercados locales, como una medida más para luchar contra la propagación de la 'plaga de la pulga guatemalteca'.

Suárez considera que se trata de una medida "coercitiva" y cuestiona que la Xunta de Galicia haga recaer esa responsabilidad, precisamente, en los ayuntamientos.

Además, se preguntó cómo realizarán ese control en los mercados locales, para constatar el origen de las patatas e impedir, llegado el caso, su circulación, aquellos ayuntamientos pequeños que carecen de Policía Local.

El regidor local aseguró sentirse "sorprendido" por la forma de proceder de la Xunta en relación con este tema, dado que "está actuando muy tarde" y "en vez de ejecutar sus competencias" se comporta como si "estuviese jugando a la brisca, porque reparte las cartas pero sin participar en el juego".

En ese sentido, subrayó que "lo de la patata no es un asunto de Estado para el Ministerio de Agricultura", de modo que tendría que ser la Xunta de Galicia la que llevase la voz cantante a la hora de adoptar medidas que permitan frenar el avance de la plaga.

Suárez pide para los productores de este tubérculo el "mismo trato" que reciben los "de aceite o naranjas" y que las medidas sean "consensuadas" por el Gobierno gallego con los ayuntamientos afectados, como se está haciendo en el Principado de Asturias.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.