Airbnb elimina en Japón el 80 % de los pisos turísticos por nueva ley

La plataforma de alquileres turísticos Airbnb ha eliminado el 80 % de los anuncios de viviendas ofertadas en Japón de cara la entrada en vigor de una nueva ley que obliga a los propietarios a estar registrados ante las autoridades niponas.

En pocos días, la web ha pasado de contar con 62.000 anuncios de propietarios que alquilaban sus viviendas en Japón a 13.800, según recoge hoy el diario financiero nipón Nikkei.

Airbnb ha dejado de mostrar aquellos alojamientos que no han solicitado u obtenido el permiso para operar bajo los parámetros de la nueva ley que regulará el intercambio privado de viviendas en el país nipón y que entrará en vigor el 15 de junio.

La ley de alquiler de viviendas particulares limita las pernoctaciones totales a 180 días por año y permite a las autoridades locales imponer sus propias restricciones.

Además, la legislación del Ejecutivo japonés obliga a los propietarios que hacen uso de Airbnb a alquilar sus casas durante al menos una semana seguida.

Los anfitriones que no cuentan con un número de registro han sido informados desde el 2 de junio de que sus anuncios van a dejar de ser publicados.

A pesar de que la nueva regulación legaliza la práctica del negocio sobre el alquiler de viviendas privadas a corto plazo, muchos propietarios se quedaron en una "zona gris" tras no solicitar los permisos pertinentes ante las autoridades locales antes de su aplicación.

Airbnb pretendía seguir mostrando los anuncios de dichos propietarios hasta el 15 de junio, que es cuando se comenzará a aplicar la ley. Sin embargo, la Agencia de Turismo de Japón solicitó a los sitios webs dedicados a los alquileres turísticos de viviendas privadas que cancelasen antes las reservas realizadas por aquellos propietarios no registrados.

Las plataformas rivales de Airbnb, como la estadounidense HomeAway y la china Tujia.com ya preveen seguir los pasos de la primera y exigir el registro, según Nikkei.

En Japón, la normativa en algunos municipios añade sus propias limitaciones. Así se observa en la ciudad de Kioto donde, por ejemplo, solo se permitirán alquileres en áreas residenciales entre mediados de enero y mediados de marzo, la temporada más baja del año.

En el distrito de Shinjuku, en Tokio, por su parte, se ha establecido que las operaciones de alquiler de viviendas privadas solo se dé los viernes, sábados y domingos.

Los especialistas consideran que la industria hotelera no tiene suficiente capacidad para acomodar al creciente número de turistas que visitan las grandes ciudades como Tokio u Osaka.

En 2017, Japón registró la cifra récord de 29 millones de turistas extranjeros.EFECOM

.

.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.