Aena remodela su estructura y separa el negocio regulado del no regulado

El consejo de administración de Aena, el gestor de los aeropuertos españoles, ha aprobado hoy una remodelación de su estructura organizativa que establece la creación de dos direcciones generales, una para el negocio regulado y otra para el no regulado, ha informado hoy la empresa.

El objetivo de este cambio, que entrará en vigor el 1 de junio, es, según Aena, adaptar la organización al proceso de transformación de la actividad aeroportuaria y las exigencias regulatorias.

La Dirección General de Negocio Regulado, que estará encabezada por Javier Marín San Andrés, se ocupará de la gestión y desarrollo de toda la red de aeropuertos en sus ámbitos regulados: operaciones, seguridad, calidad, infraestructuras, tecnologías y medio ambiente, entre otros.

El propósito es garantizar que se cumplen los requisitos fijados en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) y los establecidos por los organismos nacionales e internacionales.

La Dirección General de Negocio No Regulado, que tendrá al frente a José Manuel Fernández Bosch, gestionará las tres líneas no sometidas al marco regulatorio: servicios comerciales, inmobiliario y desarrollo internacional.

Sus principales objetivos son maximizar los ingresos comerciales a través de nuevas oportunidades y de la optimización de los espacios, impulsar la transformación digital de la empresa, potenciar la mercadotecnia, relanzar el negocio inmobiliario e impulsar la expansión internacional de Aena.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.