Aceta cree que huelga de controladores en Barcelona en julio llevaría al caos

La Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta) ha advertido hoy de que si los trabajadores del control aéreo de Barcelona deciden ir a la huelga en julio sumirían en un caos al tráfico aéreo en España.

Aceta no solo ha mostrado su preocupación por esta amenaza de paros en el control aéreo de Barcelona, sino también por el aumento de las huelgas de este colectivo que se están registrando en Europa.

De coincidir ambos conflictos, la patronal ha subrayado que "podría generarse una situación caótica" para el verano.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se mostró partidario a comienzos de semana de iniciar un diálogo para intentar que los controladores aéreos de Barcelona no planteen una huelga este verano.

De hecho, mañana el nuevo secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Saura, presidirá una reunión con la junta directiva de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y los representantes de los trabajadores del Centro de Control de Barcelona.

En el encuentro, los controladores esperan que se alcancen acuerdos que permitan evitar huelgas no solo en el Centro de Control de Barcelona a partir de julio, sino otra más pero de ámbito nacional que podría convocarse después del verano.

Aceta recuerda en una nota difundida hoy que los trabajadores del Centro de Control de Marsella han vuelto a parar este fin de semana y considera que ha causado "un grave perjuicio" en el tráfico aéreo en España, con especial incidencia en Madrid, Cataluña y Baleares.

Añade que sus efectos "están siendo devastadores" para los viajeros, la actividad turística, la economía en Europa y las aerolíneas, y opina que la situación "se está agravando".

La patronal recuerda que están previstas nuevas convocatorias de paros por parte de estos controladores en los próximos días.

Aceta hace hincapié en que respeta el derecho fundamental a la huelga, pero insiste en que se "debe garantizar también" el derecho fundamental a la libertad de circulación.

La patronal es partidaria de que la UE adopte medidas que garanticen la continuidad de los servicios de control y navegación aérea en Europa, y que avancen en la modernización del espacio aéreo "para así ganar en eficiencia".

En este sentido, considera "conveniente" ampliar a 21 días el periodo mínimo de notificación de seguimiento de huelga en el control aéreo, habilitar procedimientos de arbitraje para reducir posibles convocatorias de huelgas en el control del espacio aéreo y garantizar el sobrevuelo en los países donde este colectivo cese su actividad, entre otras propuestas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.