Abren al tráfico la conexión entre la A-2 y la L-311b en Cervera

El Departamento de Territorio de la Generalitat ha abierto hoy al tráfico el nuevo acceso a la A-2, desde la L-311b en Cervera (Lleida).

Los trabajos han consistido en el alargamiento de la L-311b para conectar con la autovía y en la mejora del tramo existente, con un presupuesto de 1,2 millones de euros.

La obra, que empezó el noviembre del año pasado, da al municipio una nueva conexión con la autovía, así como con el Eix Transversal y la L-311 (carretera de Guissona).

Como consecuencia de la construcción de la A-2 alrededor de Cervera, el trazado de la L-311b quedó interrumpido, de manera que perdió la conexión con el resto de la red viaria y solo servía de acceso a diversas fincas del entorno.

Así, el acceso desde la avenida de Guissona a la red interurbana de carretera, se debía hacer cruzando el núcleo urbano de Cervera.

Para dar salida a esta carretera y, además, dotar al municipio de un nuevo acceso a la A-2, el Departamento ha llevado a cabo esta obra.

La carretera se ha alargado desde la avenida de Guissona hasta la rotonda de acceso a la A-2, que también enlaza con el Eix Transversal, y las carreteras L-311 y la N-141f (de las Olugues).

Además de la ejecución de este tramo nuevo trazado, de unos 650 metros de longitud y 8 metros de ancho, también se ha actuado en la L-311b existente, en una longitud de 1,3 kilómetros.

En este tramo existente, en el lado más urbano, se han mejorado las características superficiales del firme y se han adecuado los elementos de señalización, barreras de seguridad y drenaje.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.