La parsimonia de Lagarde condena al euro a la paridad con el dólar este semestre

El euro cae a mínimos de 20 años lastrado por la lentitud y las contradicciones del BCE en la subida de tipos y la gestión de la deuda periférica. La paridad con el dólar se firmará este año

El euro cayó el martes a mínimos de 20 años frente al dólar estadounidense debido al temor a que se produzca una recesión, cada vez más probable en Europa.

Publicidad

El desplome del euro ha superado el 1,3 por ciento en la jornada hasta cambiarse a 1,0281 dólares. En lo que va de año la moneda comunitaria ha perdido más de un 9 por ciento de su valor frente a la divisa estadounidense, y desde enero de 2021 cae más de un 16 por ciento.

Los analistas prevén que este descenso continuará, lo que puede llevar a que este año se produzca la paridad entre el euro y el dólar. Bloomberg cifra esta posibilidad en un 60 por ciento.

Los catalizadores de la caída del euro

(VIDEO: FINANZAS.COM).

La presión vendedora del euro viene dada por el freno que se ha producido en la economía europea generado por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la inflación desbocada.

"Un BCE menos agresivo ante una inflación que continúa su escalada en Europa ha desencadenado una huida de los inversores del euro, acomodándose en el dólar estadounidense ante la respuesta de la Reserva Federal", señala Diego Morín, analista de IG.

Publicidad
Publicidad

Morin hace referencia a que la ralentización económica de la zona euro ha obstaculizado la capacidad del BCE para aumentar los tipos de interés tan rápido como la Fed, a pesar del récord de la inflación y la ampliación del diferencial de tipos de interés.

A juicio de Juan José Fernández-Figares, director del departamento de análisis de Link Securities, el hecho de que la Reserva Federal haya comenzado a retirar estímulos monetarios antes y de forma "más expeditiva" que el BCE "ha tenido un impacto importante en el cambio entre el euro y el dólar".

Cree que "en los Estados Unidos los tipos de interés oficiales y no oficiales han subido y lo van a seguir haciendo más y más rápidamente que en Europa, lo que atrae ahorro europeo, que busca mayores rentabilidades sin asumir grandes riesgos".

Los PMI en mínimos

Otro catalizador que ha lastrado al euro han sido los datos del PMI compuesto de la eurozona, que ha descendido a mínimos de 2021, lo que "alimenta el miedo a una desaceleración económica fuerte en Europa", vaticina Morín.

El PMI compuesto se situó en junio en 52 puntos, frente a los 54,8 del mes anterior, su peor cifra en 16 meses, después de que el dato del sector servicios bajara a 53 puntos desde los 56,1 de mayo, en mínimos de cinco meses, y de que el PMI manufacturero cayera a 52,1 enteros, frente a los 54,6 del mes anterior.

Publicidad

El varapalo al euro continuará

La desconfianza de los inversores hacia el euro continuará, según prevén los analistas de XTB, y no descartan "un movimiento hacia niveles marcados con retrocesos exteriores de la reciente corrección alcista. Esos retrocesos se pueden encontrar en 1.0290 y 1.0220".

Diego Morín fía la evolución del euro a la decisión que tome el BCE en julio sobre los tipos de interés.

"Después de que Christine Lagarde anunciara una posible subida de tipos de 25 puntos básicos, el mercado sigue castigando al euro debido al paso atrás que dieron desde el BCE tras el disparo de las primas de riesgo de Italia y España a principios de junio, justo cuando el Lagarde hablaba de un recorte del programa de compras".

Por ello, Morín señala que "vigilaremos la puesta en marcha del nuevo paquete antifragmentación anunciado por Lagarde, algo que no termina de convencer al mercado".

Todas estas circunstancias harán que la volatilidad en el mercado de divisas entre el euro y el dólar "continúe en los próximos días", señala el analista de IG.

Publicidad

Impactos positivos en el euro

Los analistas de Bankinter consideran que, a pesar de la vulnerabilidad del euro, hay factores que pueden beneficiarle.

Reconocen que un entorno de riesgo elevado e incertidumbre sobre el impacto y duración de la guerra en Ucrania y los confinamientos en China favorecen al dólar como divisa refugio.

Pero este mes “el BCE iniciará su endurecimiento monetario y aportará una solución creíble para evitar la fragmentación de los bonos periféricos lo que debería devolver algo de soporte al euro", señalan.

Otros de los factores que a su juicio pueden "devolver algo de fortaleza al euro" son el enfriamiento de la economía estadounidense en cuanto empiecen a surtir efecto las fuertes subidas de tipos de interés por parte de la Fed y la proximidad de las elecciones al Senado de los Estados Unidos el 8 de noviembre.

"Previsiblemente los demócratas perderán el control de las Cámaras, dificultando el margen de maniobra fiscal, lo que también deberían devolver algo de fortaleza al euro".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de