El euro/dólar sorprende con caídas tras el récord de inflación

El euro/dólar reaccionó a la baja y contra todo pronóstico al nuevo récord de inflación en la zona euro. El complicado juego de expectativas que descuenta el mercado de divisas explica este movimiento

La cotización del euro/dólar descontó con caídas y contra todo pronóstico el nuevo récord de inflación en la zona euro.

Lo normal habría sido que el par de divisas más negociado del mundo hubiese saltado al alza tras conocerse que los precios en la zona euro escalaron en agosto hasta el 9,1 por ciento, en la medida en que la cifra traslada toda la presión para que el BCE suba los tipos de interés.  

Publicidad

Sin embargo, el euro/dólar enfiló el camino de las pérdidas y volvió a perder la paridad fugazmente, un movimiento que se explica por el complejo mecanismo de expectativas que se descuentan en el mercado de divisas.

Todo descontado para el euro/dólar por el lado del BCE

La cuestión de fondo es que “el BCE está muy retrasado en cuanto la subida de tipos respecto a la Fed”, dijo a finanzas.com Miguel Ángel Rodríguez, experto en el mercado de divisas del broker Capex.

Por esta razón, el hecho de que el emisor europeo vaya a subir el precio del dinero en 50 puntos básicos, o incluso en 75 puntos, “es algo que está muy descontado en el mercado”, recalcó este experto.

Publicidad

Es más, el ritmo de incremento del IPC no es un catalizador para el euro en este momento, ya que “los mercados ya están valorando de manera bastante agresiva el endurecimiento del BCE", coincidió Francesco Pesole, estratega de ING Groep.

Publicidad

Sin embargo, lo que está pesando más sobre el euro “es el miedo a una recesión muy profunda por los cortes en el suministro del gas”, recalcó Rodríguez.

Sin ir más lejos, Rusia suspendió este miércoles el suministro por el gasoducto Nordstream 1, lo que provocó nuevos repuntes en los precios del gas. En teoría, los paros son para hacer labores de mantenimiento por tres días, pero no hay seguridad de que el bombeo se vuelva a reanudar.

Las nuevas preocupaciones sobre la historia del suministro de gas “bien podrían mantener a raya al euro, lo que dificultaría superar las 1.0100 unidades”, explicó Pesole.

Miedo a la recesión

Es precisamente este miedo a la recesión el que ha sujetado el rebote que se esperaba en el euro/dólar.

“Es probable que la eurozona entre en recesión en el segundo semestre de este año”, dijo Silvia Dall’Angelo, economista senior de Federated Hermes, tras pronosticar que la inflación alcanzará un máximo del 10 por ciento en el último trimestre.

Publicidad

A juicio de esta experta, “el informe sobre la inflación refuerza los argumentos a favor de una subida de tipos de 75 puntos básicos –en lugar de 50– en la reunión del BCE de la semana que viene”.

Divergencia alcista en el euro/dólar

Si bien la cotización del euro/dólar reaccionó a la baja por este miedo a la inflación, los expertos consultados sostienen que las opciones de rebote a muy corto plazo son elevadas.

En gráfico semanal, “hay una triple divergencia alcista para el euro/dólar y esto tiene bastante fuerza en el mercado”, recordó Rodríguez.

En cierta forma predice algo, una corrección a la baja del dólar o un estancamiento en la subida tras relajarse la inflación en los Estados Unidos. O bien, por el lado del euro, que se vayan diluyendo los problemas asociados al suministro del gas, explicaron las fuentes consultadas.

Publicidad

Con todo, entre los elementos a vigilar, las fuentes consultadas insistieron en no perder de vista las elecciones italianas de finales de septiembre y sus efectos sobre el euro.

“Sus consecuencias podrían provocar cierta tensión en los bonos periféricos europeos, lo que pondría en entredicho la credibilidad del Instrumento de Protección de la Transmisión del BCE”, recordó Dall’Angelo.

A juicio de esta experta, es probable que la normalización de la política monetaria del BCE se lleve a cabo con cautela.

En portada
Publicidad
Noticias de