Lo más parecido a las criptomonedas está en Unidas Podemos

El proceso de auge y caída de las criptomonedas ha sido muy similar al que hemos visto en la trayectoria política de Unidas Podemos

El desplome de las criptomonedas y la caída posterior de plataformas y fondos ligados al universo cripto han causado una profunda conmoción en los inversores que confiaron su dinero a los activos digitales.  

● Los podcasts de finanzas.com también están en su app favorita: Apple Podcast | Google Podcast | Spotify | Ivoox

Publicidad

Por dos motivos. Primero, por la pérdida de los ahorros, que es el argumento más doloroso. Y segundo, porque por mucho que se hable de la gran tecnología que hay detrás de las criptos, de las finanzas descentralizadas, de los contratos inteligentes, de la transparencia en las transacciones, etc, al final esta crisis ha demostrado que los gestores de las criptomonedas se mueven con los mismos parámetros que los gestores tradicionales. Nada nuevo bajo el sol.  

Todo el entusiasmo que despertó la irrupción de las criptomonedas, sus aires de libertad y de no dependencia de un sistema bancario central han saltado por los aires.  

Comportamiento tradicional

Su evolución está cada vez más correlacionada con los activos tradicionales. Y el comportamiento de las plataformas de criptomonedas y de los fondos de cobertura criptos en nada se diferencia de lo que hasta ahora habíamos visto en el mundo financiero real.

Es más, en algunos casos, hasta imitan la forma de actuar de los chiringuitos financieros. Han hecho suyo los comportamientos más chuscos que venían a cambiar.  

Publicidad
Publicidad

Si trasladamos lo que ha pasado en las criptomonedas al mundo de la política, vemos que lo más parecido está en Unidas Podemos. Cuando Pablo Iglesias lanzó su proyecto político, también generó un gran entusiasmo porque venía a poner fin a unas estructuras de poder que nadie se atrevía a mover, a acabar con lo que calificó como “casta” de la política española.

Mimetizado con el ambiente  

Un entusiasmo que, como en el caso de las criptomonedas, se vino abajo porque Unidas Podemos no solo no acabó con lo que prometía, sino que rápidamente se mimetizó con el ambiente y empezó a actuar igual que los partidos políticos tradicionales, hasta el punto de aferrarse todavía más al sillón que los dirigentes que criticaban.  

El caso es que nada se ha cumplido, ni en las criptomonedas ni en Unidas Podemos. Las criptomonedas se mueven igual que los activos tradicionales y sus gestores copian los métodos de los gestores de siempre.

Unidas Podemos funciona como un partido tradicional y aplica los principios de toda la vida, de continuar en el poder por encima de todas las cosas.  

La decepción y el abandono por parte de los que se creyeron que iban a invertir de forma diferente, gracias a las criptomonedas, o que se iban a encontrar con un partido político muy distinto a los conocidos, gracias a Unidas Podemos, es similar en ambos bandos.

Publicidad

● Siga las noticias de finanzas.com desde su red social o app favorita: Twitter | Flipboard | Linkedin | Facebook | Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de