UGT y CC OO reclaman equiparar el gasto en pensiones con la eurozona

Denuncian que España dedica apenas un 10,4% del PIB a estas prestaciones cuando en la mayor parte de países de la UE se supera el 14%

El_futuro_de_las_pensiones_españolas,_¿en_peligro?_los_próximos_desafíos_y_soluciones_0

 "¿Cómo vives con 700 euros al mes cuando tienes que pagar luz, agua, teléfono..? No vives, malvives", se queja María, una pensionista que viajó desde Vigo hasta Madrid para unirse a la manifestación convocada por UGT y CC OO para reclamar "pensiones dignas", después de nueve días de marchas por distintas ciudades de España. María pertenece a la Asociación de Viudas Demócratas de Vigo, que exigen al Gobierno de Mariano Rajoy el 60% de la base reguladora de las prestaciones de viudedad -ahora se sitúa en el 52%-, una medida que fue aprobada en 2011 "y que ahora la tiene aparcada en un cajón", se lamenta otra de las manifestantes.

"Hay que vivir como se puede. Andamos con los ahorros, no con lo que cobramos todos los meses, porque con eso no se vive", explica por otra parte Dulce, que cobra una pensión de viudedad de 275 euros. Más suerte tiene Antonio, otro gallego que en este caso cobra más de 1.000 euros tras haber trabajado más de 40 años y cotizar lo máximo, dinero con el que tiene que echar una mano a sus hijos. Precisamente por ellos vino hasta Madrid: "Hay que defender nuestras pensiones y las de nuestros hijos". Este coruñés se lamenta de que "encima nos engañan diciéndonos que nos suben un 0,25%" (la revalorización aplicada por el gobierno desde que entró en vigor la reforma de 2013). "Es mejor que nos las congelen, porque eso no es subir las pensiones, es bajarlas", explica con rotundidad.

María y Antonio son dos de los más de 6.000 jubilados que llegaron en un centenar de autobuses para participar en la gran manifestación que partió de la madrileña plaza de Atocha hasta la Puerta del Sol. Allí se reunieron 50.000 personas -según cálculos de los sindicatos- convocadas para reclamar derogar la reforma de las pensiones de 2013 y aumentar el gasto en estas prestaciones para equipararlo al que se da en la mayor parte de países europeos. Así se lo exigió el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, al inicio de la protesta. "España tiene que gastar en pensiones como el resto de Europa", al tiempo que señaló que el gasto en nuestro país representa el 10,4% del PIB, mientras que en la mayor parte de Estados de la eurozona "están por arriba del 14%". A su vez, volvió a pedir "acabar con el 0,25%" y que las pensiones vuelvan a revalorizarse con los precios. A su juicio, "la Seguridad Social se puede mantener", pero para eso es "necesario que la recaudación actual mejore". En este sentido, abogó por eliminar de esta partida las subvenciones a los contratos y los gastos ocasionados con su funcionamiento, así como destopar las pensiones.

De igual manera, el líder de CC OO, Unai Sordo, defendió que "no hay ninguna maldición económica para explicar que las pensiones no son viables en el futuro", asegurando que esto solo depende de una "solución política: cuánto estamos dispuestos a gastar". En su opinión, "hay que atacar la estructura de ingresos del sistema", ya que -incidió también- España gasta menos que la media europea en estas prestaciones: un 10% frente al 15% de Italia y Francia. Sordo lanzó un claro mensaje: "Las pensiones son absolutamente viables y los sindicatos estamos comprometidos con defender y mejorar el sistema público".

Y para ello están dispuestos a continuar con esta batalla. «Si el Gobierno no se sienta a negociar unas pensiones dignas, la lucha va a continuar hasta que consigamos que nos retornen todo aquello que nos han robado como consecuencia de la crisis», concluyó Álvarez en su discurso al término de esta manifestación. «Un país que no cuida de sus mayores no es un país digno», subrayó.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.