Sindicatos claman en Las Palmas por un giro político que evite el desastre

Cientos de personas, convocadas por CCOO, UGT, Intersindical, Cobas y FSOC con motivo del Día del Trabajador, han clamado hoy en Las Palmas de Gran Canaria por un giro político que ponga fin a las políticas de austeridad y evite un "desastre" social, sobre todo en Canarias, donde la crisis ha aumentado la desigualdad de manera exponencial.

Así lo ha manifestado el responsable de CCOO en Gran Canaria, Antonio Pérez, en la manifestación organizada en esta ciudad con motivo del Primero de Mayo, cuya reivindicación principal ha sido la defensa del derecho de huelga por ser "un valor para los trabajadores y para la ciudadanía en general, ya que es la herramienta que permite responder a las agresiones del poder, sobre todo del económico".

Pérez ha estimado que "el ataque al derecho a huelga viene dirigido a incrementar la precariedad laboral y social, como se ha visto en los últimos años", por lo que cuando se pide defender el derecho a huelga también se reclama una mejora de la situación de los trabajadores y una reversión de la situación de precariedad a la que han llevado las políticas de austeridad.

El responsable insular de CCOO considera "alarmante que se pretenda salir de la crisis manteniendo esta situación de precariedad" y aboga, por contra, por superar esta coyuntura adversa "recuperando derechos y volviendo a una situación en la que los trabajadores vivían dignamente".

Pérez ha alertado de que la intención que, a su juicio, tienen algunos de mantener a lo largo del tiempo la situación de precariedad que afecta a miles de personas, "haría crónica la pobreza", de ahí que estos sindicatos estimen que "lo peor está por venir si no se cambian las políticas".

Aunque admite que ese giro "va a ser complicado", Antonio Pérez ha resaltado que "también era complicado romper esta especie de unidad monolítica de pensamiento único que había al inicio de la crisis, cuando parecía que todo lo que se hacía era por imperativo y porque no había otra posibilidad".

"En España y Francia se está dando la vuelta a esa situación y ya nadie cree que esta era la única salida de la crisis, sino que tiene que ver con una opción política. Podemos revertir la política en este país, las elecciones son una ocasión para ello y creo que hay una posibilidad que, además, vimos en las últimas elecciones", ha referido.

Pérez ha subrayado que "con salarios bajos y personas que no tienen ningún tipo de ingreso no se puede dinamizar la economía, a no ser que se quiera restringir a los grandes empresarios, lo cual sería un desastre".

Por ello, ha considerado que "el cambio en las políticas es ya una necesidad urgente para que el desastre no sea absoluto".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.