Piquetes en Pescanova para impedir que personal de ETT haga horas extra

Trabajadores de Nueva Pescanova impidieron este sábado la entrada de personal de ETT en las instalaciones de la empresa en Chapela para que no hicieran horas extra, informaron hoy las centrales sindicales CIG, CUT, UGT y USO, que han convocado para mañana una jornada de huelga durante 24 horas.

En un comunicado, los sindicatos indican que al decidir los trabajadores dejar de hacer horas extra como medida de presión ante el bloqueo de la negociación del convenio colectivo, la dirección "echó mano" de personal de ETT.

Por eso convocaron concentraciones ante las instalaciones de Chapela entre las 5.30 y las 8.00 horas de este sábado e impidieron que "nadie" entrase a trabajar.

La dirección Nueva Pescanova anunció la semana pasada que aparcará la negociación de los convenios colectivos mientras haya medidas de presión como la huelga convocada para mañana y el día 21, que los sindicatos que la promueven amagan con hacerla indefinida a partir del 3 de abril si la empresa no modifica sus propuestas.

En una comunicación interna a sus empleados, la dirección de Nueva Pescanova advertía también de que si el 24 de marzo no se ha alcanzado un acuerdo, retirará su propuesta, que "mejora objetivamente" el convenio de productos elaborados del mar con procesos de congelación y refrigeración.

Abunda en que su última propuesta supone "un esfuerzo muy importante" para la compañía, que busca "la estabilidad" para poder ejecutar su plan estratégico 2020 y crear "empleo fijo".

Reitera su "voluntad de alcanzar un acuerdo aceptable para todos", que pasa por el mantenimiento del empleo, el poder adquisitivo de sus trabajadores y el respeto a los derechos adquiridos, pero también por dotarse de la "competitividad mínima" que garantice su supervivencia y la creación de "empleo estable".

Nueva Pescanova "lamenta profundamente la falta de disposición para encontrar soluciones dialogadas" por parte de los sindicatos ante la situación actual de la compañía, que cerrará 2016 en pérdidas y está en una situación económica "aún delicada".

A pesar de respetar la antigüedad, los sindicatos se oponen a la pretendida "flexibilidad" de jornada y de contratación por parte de la dirección, que busca implantar una "doble escala salarial" entre los actuales trabajadores y las nuevas incorporaciones a la plantilla, con diferencias de hasta un 40 por ciento.

Los sindicatos censuran que la dirección "amenaza" con que, si no hay acuerdo, se regirán por el convenio colectivo de productos elaborados del mar con procesos de congelación y refrigeración.

El grupo Nueva Pescanova negocia desde marzo de 2016 los nuevos convenios en los centros de Arteixo, Chapela, Porriño, en el centro de frío Chapela/Porriño y en los centros de "back-office" de Chapela de Pescanova España, Nueva Pescanova y Novapesca Trading.

Unos centros que, tras la salida del concurso de acreedores y tras la fusión y doble segregación en Pescanova España y Nueva Pescanova, se quedaron sin convenio colectivo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.