Partido del Kremlin propone suavizar la controvertida reforma de pensiones

El partido del Kremlin, Rusia Unida (RU), propuso hoy mantener los subsidios sociales para los jubilados durante un plazo de transición, en un intento de aplacar el descontento popular que ha generado la nueva reforma de las pensiones.

RU planteó hoy que, hasta que el sistema de pensiones no sea confeccionado definitivamente, las mujeres mayores de 55 años y los hombres de más de 60 puedan seguir recibiendo ayudas del Estado.

"En nuestro país existe un sistema de subsidios sociales que la gente recibe al alcanzar la edad de jubilación. Nuestros ciudadanos piden que se mantengan esas ayudas", dijo Valentina Muraviova, diputada oficialista por la región de Stávropol (sur), durante una reunión del partido.

Al respecto, el secretario del consejo general de RU, Andréi Turchak, adelantó que las propuestas le serán remitidas al presidente ruso, Vladímir Putin.

"Le pediremos que las apoye", añadió el político, cuyo partido ha sido duramente criticado por apoyar la reforma.

A la vista de la negativa reacción que provocó la reforma, que ya ha sido aprobada en primera lectura por la Duma o cámara de diputados, Putin matizó que esa versión no es definitiva.

Con todo, recordó que el sistema de pensiones puede explotar si no se introducen cambios, ya que ahora en Rusia por cada dos trabajadores hay un pensionista, mientras la esperanza de vida no deja de aumentar, ecuación que es insostenible para las arcas del Estado.

El partido oficialista también presentó otros cambios en la legislación para suavizar el impacto de la reforma en la población rusa, cuyo poder adquisitivo no ha dejado de caer en los últimos años debido a la caída de los precios del petróleo, las sanciones y la devaluación del rublo.

Entre esas propuestas figuran chequeos médicos anuales y vacaciones pagadas para aquellos ciudadanos que están a punto de retirarse, así como reducir a 37 años para las mujeres y a 42 para los hombres el tiempo trabajado necesario para jubilarse por anticipado.

También aboga por anular todas las preferencias en materia de pensiones para diputados y senadores, ingresar en el Fondo de Pensiones el dinero incautado a los corruptos y congelar la edad de jubilación para los miembros de los pueblos que viven en el norte de Siberia.

Según las autoridades rusas, el incremento paulatino de la edad de jubilación está dictado por la necesidad de adecuarse a las realidades demográficas del país y de elevar el monto de las pensiones, que se sitúa en 14.100 rublos (unos 220 dólares).

La oposición, por su parte, sostiene que más del 90 % de la población rechaza esa reforma, que aumenta la edad de jubilación en cinco años para los hombres (de 60 a 65) y en ocho para las mujeres (de 55 a 63).

La iniciativa ha generado ya numerosas protestas por todo el país que han estado acompañadas de demandas de un referéndum al respecto.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.