Luz verde al primer convenio colectivo de GPEX, que afecta a mil trabajadores

La Sociedad de Gestión Pública de Extremadura (GPEX) ha dado luz verde a su primer convenio colectivo, del que se beneficiarán casi un millar de trabajadores y que quiere paliar las diferencias sociolaborales y económicas existentes desde 2010, cuando las ocho sociedades se fusionaron con la matriz.

Las negociaciones las iniciaron el pasado verano la nueva dirección de GPEX y los sindicatos (CCOO, UGT y CSIF), que se marcaron como prioridad lograr un acuerdo para, que afectará a los cerca de mil trabajadores de esta empresa pública, según señala en nota de prensa.

PEX destaca que se ha llegado al acuerdo gracias "al diálogo y consenso" entre el comité de empresa y la dirección de GPEX en esta etapa y que la firma se ha realizado durante la mañana de hoy en la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Mérida.

Recuerda que se sigue así la línea marcada por la Junta de Extremadura de responsabilidad y compromiso con los trabajadores, que implica un avance significativo en aspectos claves como la clasificación profesional, los salarios, jornada laboral, carrera profesional o sistemas de promoción de puestos de trabajo.

Asegura que el compromiso de GPEX y la Junta de velar por los intereses de los trabajadores queda patente con este acuerdo, logrado en ocho meses con la celebración de 15 reuniones.

Asimismo, recuerda que la nueva dirección se encontró con cerca de medio centenar de reuniones entre la empresa y los representantes de los trabajadores en los que no se había logrado ningún tipo de acercamiento.

Con este primer Convenio se pretende ordenar los salarios de la plantilla y evitar la discriminación retributiva, estableciendo un salario base para todas aquellas personas adscritas a un mismo grupo profesional.

No se realizará ninguna disminución salarial, se tendrá en cuenta la experiencia interna y se contempla la carrera profesional.

También asegura que se ha generado una nueva forma de relación con los trabajadores y que se ha materializado con la firma de dos protocolos para el disfrute de un entorno de trabajo en el que la dignidad de la persona sea respetada, así como garantizar un entorno de trabajo digno y saludable.

Así, destaca la recuperación y puesta en marcha del plan de formación después de 4 años sin realizarse, que ha supuesto también un esfuerzo económico importante para la empresa, pero muy necesario para la mejora en la calidad y desarrollo profesional de todos los empleados y empleadas.

En la actualidad GPEX se encuentra inmerso en un proceso de mejora, ordenando las estructuras heredadas y mejorando los sistemas de trabajo.

Esta nueva etapa está centrada en fomentar el diálogo, la eficacia, la transparencia, la racionalización de costes y el espíritu de servicio a Extremadura, concluye la nota.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.