Las Rozas firma un convenio para pagar las nóminas de los vigilantes externos

El Ayuntamiento de Las Rozas y la empresa Proman han suscrito hoy el convenio que permitirá a la Administración local el pago de las nóminas a los 59 trabajadores de la contrata de control de accesos, después de que la empresa adjudicataria del servicio lleve meses acumulando impagos y retrasos en las nóminas.

Según fuentes municipales, el objetivo es que los trabajadores puedan cobrar dos nóminas, las correspondientes a octubre y noviembre, antes de que acabe el año, y que desde 2017 el pago vaya al día.

"No como ha ocurrido hasta ahora, ya que Proman ha ido acumulando retrasos y el último salario que abonó fue el de septiembre", añaden las mismas fuentes.

El mes pasado, después de comprobar que los trabajadores que prestan sus servicios en las distintas dependencias municipales no habían cobrado la nómina correspondiente al mes de octubre, el equipo de Gobierno de Las Rozas exigió, presencialmente y por escrito, a los responsables de la compañía que le autorizasen a abonar los sueldos, con cargo a las facturas correspondientes a los servicios que presta, para que los trabajadores dejasen de sufrir las consecuencias de la situación económica que atraviesa la compañía.

También se dirigió al titular del Juzgado de lo Social de Soria que ha decretado un embargo a la empresa.

Una vez que tanto el juez como Proman han accedido a que sea la Administración la que abone los salarios a los trabajadores para tratar de resolver el conflicto laboral entre éstos y la empresa privada, el Ejecutivo aprobó ayer el texto legal, el convenio que se ha firmado hoy, por el que la empresa habilita a la Administración para el abono de dichas nóminas de los trabajadores.

No obstante, los 59 empleados de Proman seguirán ligados a esta empresa privada, sin que derive ninguna vinculación contractual directa con la Administración.

El alcalde de Las Rozas, José de la Uz, ha mantenido un encuentro a última hora de la mañana con los trabajadores para trasladarles estas novedades, al igual que se reunió en noviembre con ellos para trasladarles el estado de las negociaciones y agradecerles su paciencia y buen hacer durante estos meses, en los que no han faltado a su puesto de trabajo.

El Consistorio ya ha abierto dos expedientes a la empresa ante los "inadmisibles" retrasos en el pago de las nóminas de los empleados y la "reiterada vulneración de sus derechos fundamentales".

El primero finalizó con una sanción de 48.000 euros y el segundo está en curso y podría conducir a la rescisión del contrato.

Además, el Consistorio ha tramitado ayudas económicas sociales para las personas que cumplían los requisitos, así como el suministro de una comida diaria.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.