La cifra de demandantes de empleo en Francia anota su mayor caída desde 1996

El número de demandantes de empleo bajó en Francia en septiembre un 1,9 %, indicó hoy el Ministerio de Trabajo, según el cual esa caída, el mayor descenso mensual desde 1996, equivale a 66.300 parados menos que en agosto.

Si a esa cifra se suman las personas con actividad reducida y en situación de búsqueda de empleo, el total descendió un 0,7 %, añadió en su comunicado.

Con esos cambios, el número de parados quedó a finales de septiembre, respectivamente, en 3,49 y 5,48 millones de personas.

El Ministerio añadió en su nota que el descenso en septiembre implica una caída interanual del 1,7 %, y un aumento del 1 % si se tienen en cuenta todas las categorías. Se trata además del tercer trimestre consecutivo a la baja, algo que no sucedía desde principios de 2008.

El presidente de Francia, François Hollande, subrayó en su página de Facebook que estas cifras confirman "la tendencia instalada desde principios de año" y afectan a todas las categorías de población y a todo el territorio.

"Estos resultados son fruto de la acción emprendida por el Gobierno", añadió el jefe de Estado, para quien el Estado ha concentrado sus esfuerzos "en aquellos que más lo necesitan: gente joven sin cualificación".

El número de demandantes de empleo es un indicador mensual que sirve de guía para la tasa de paro, publicada por el Instituto Nacional francés de Estadística (INSEE).

En agosto, esta tasa descendió tres décimas en Francia en el segundo trimestre, hasta el 9,6 %, porcentaje que si se incluyen los territorios de ultramar alcanzó el 9,9 %, también tres décimas menos que en el trimestre anterior.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.