El PSOE propone subir el sueldo un 0,25% a los diputados igual que a los pensionistas

Pedro Sánchez afirma que sería una forma de «solidarizarse» si Rajoy mantiene el alza mínima de las prestaciones pese a las protestas en la calle

sanchez_iceta_chacon-10894--644x362

Con la histórica jornada de movilizaciones de pensionistas que se vivió el sábado en toda España aún muy presente, el PSOE propuso este domingo que el sueldo del presidente del Gobierno, los ministros, diputados y senadores suba un 0,25% por «solidaridad» con los jubilados. Así lo anunció el secretario general socialista, Pedro Sánchez, al criticar el rechazo del Ejecutivo a vincular de nuevo la revalorización de estas prestaciones con el IPC.

En concreto, el líder del principal partido de la oposición afirmó este domingo que si el Gobierno «continúa sin escuchar a los jubilados en sus movilizaciones para que se levante la dictadura de 0,25%» su formación llevará al debate de los Presupuestos Generales la idea de que el sueldo de los miembros del Consejo de Ministros así como de los parlamentarios de ambas Cámaras liguen la evolución de su retribución al 0,25% por «coherencia».

Hay que tener en cuenta que el reciente acuerdo alcanzado por Hacienda con los sindicatos de la función pública implica que la retribución de los funcionarios se elevará en 2018 un fijo del 1,75%. Por tanto, ese es el incremento que, en principio, las cuentas públicas recogerán para el sueldo del presidente del Gobierno o los ministros, ya que aunque los Presupuestos se aprueben a mitad de año la medida tiene efectos retroactivos desde el 1 de enero. De esta forma, la medida que propone Sánchez implicaría una sustancial moderación de la revalorización salarial de estos dirigentes. El año pasado, en el que las pensiones también subieron un 0,25%, el sueldo del Gobierno se elevó un 1% como el de todos los empleados públicos.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la medida sería sobre todo simbólica, ya que el sueldo de estos altos cargos es entre cinco y seis veces superior a lo que cobran dos tercios de los pensionistas. Así, mientras que el 63% de quienes reciben una pensión no alcanzan los 12.000 euros anuales, según el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), el salario de Mariano Rajoy que figura en los Presupuestos de 2017 alcanza los 79.756 euros brutos anuales. Si se le aplicara una revalorización del 0,25% supondría un incremento de 199,4 euros al año. En el caso de los ministros su sueldo es de 70.368 euros por lo que si se aplica esa subida mínima implicaría una alza de 175,9 euros este ejercicio.

Para los diputados y senadores la situación es algo distinta porque son el Congreso y el Senado a través de sus presupuestos quienes fijan la revalorización del sueldo de sus señorías. De hecho, ambas Cámaras aprobaron ya un alza de los sueldos del 1,5% para 2018 -se ajustará al 1,75% que apruebe finalmente el Gobierno para los empleados públicos-. El sueldo base de un diputado es de 2.800 euros al mes, pero si es portavoz o presidente en alguna comisión o miembro de la mesa la retribución puede llegar a los 6.000 euros.

 Cantidades todas que se encuentran a años luz de los 20 euros al año (1,4 euros al mes en 14 pagas) que supone esa revalorización mínima para un pensionista que no alcanza los 8.200 euros y vive en riesgo de pobreza, como se encuentran 3,1 millones de este colectivo según Gestha.

Subir mínimas y viudedad

Además del PSOE, el presidente del Gobierno también reaccionó este domingo a las grandes manifestaciones del sábado. En este sentido, Rajoy insistió en que el PP es el único partido que ofrece «pensiones seguras» frente a las «promesas falsas» de la oposición. Asimismo, defendió en la clausura del congreso autonómico del PP en Murcia que mientras él gobierne las prestaciones «ni se bajarán ni se congelarán». Es más, afirmó que si se mantiene la creación de empleo las pensiones «subirán más y pronto».

En este sentido, el jefe del Ejecutivo confirmó que en los Presupuestos incluirá una revalorización especial de las pensiones mínimas y de viudedad. Sin embargo, dada la presión en la calle y la proximidad de las elecciones municipales y autonómicas parece difícil que el Gobierno no apruebe un alza de estas prestaciones incluso sin apoyo para las cuentas públicas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.