Denuncian sabotajes en una veintena de autobuses durante la huelga de Irubus

La empresa Irubus, del grupo Alsa que desarrolla su actividad en la sierra oeste, ha denunciado hoy que se han producido sabotajes en más de una veintena de vehículos, lo que ha provocado retrasos cercanos a una hora en la jornada de huelga de hoy.

Fuentes de la empresa han informado a Efe de que durante la mañana han tenido "muchas dificultades" para cumplir los servicios mínimos por los "ataques violentos y actos de sabotaje contra 22 vehículos encargados de realizar los servicios".

"Mediante la rotura provocada de correas de motor, la inutilización del cinturón de seguridad del conductor y la rotura de lunas en siete vehículos con viajeros a bordo, mientras realizaban los servicios mínimos", han explicado.

Por esta razón, al compañía ha realizado un llamamiento al "cese inmediato" de estos sucesos, que, "además de poner en riesgo la seguridad de viajeros y empleados, sólo consiguen aumentar los retrasos, inconvenientes y perjuicios causados a los viajeros".

Por su parte, fuentes del comité de empresa han negado a Efe estar implicados en estos ataques y han reconocido que los desperfectos han ocasionado hasta una hora de retraso en el servicio.

"Los autobuses están vigilados a cal y canto por tres guardias de seguridad, nadie ha podido acceder", han añadido.

La dirección de la compañía ha recordado que la semana pasada se convocó la quinta reunión con los trabajadores, en la que se mantuvo la oferta de incrementos salariales en lo concerniente al abono de dietas para los turnos partidos en El Escorial, la retribución de tiempos para repostar y la puesta en marcha de una bolsa de vacaciones, junto a la revisión de algunos de los turnos de trabajo.

Según la empresa, esta propuesta duplica el incremento previsto en el convenio colectivo de Madrid, que es "además el convenio sectorial más beneficioso para los empleados de España".

Irubus considera que el comité de empresa sigue "manteniendo inamovibles" sus propuestas iniciales de incrementos económicos, "sin variaciones realistas que nos permitan avanzar y poner fin a los paros que, como hemos anunciando, ponen en riesgo la viabilidad y competitividad de la empresa".

"Para la empresa, es inasumible atender propuestas de subidas del 50 %", concluyen, al tiempo que consideran que, tras siete jornadas de huelga, no se ha producido "ningún avance, sólo propuestas viables y realistas en términos de coste para la empresa podrán traer la solución al conflicto".

En el calendario de la protesta está marcado que la huelga se lleve a cabo todos los lunes y martes de noviembre y diciembre, a excepción del último de cada mes.

Irubus conecta las 26 localidades de la Sierra Oeste, en la que viven más de 200.000 personas, con la capital y tiene más de 15.000 usuarios diarios. EFE

bmp/np

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.