CGT pide celeridad a Trabajo con los contratos eventuales en Michelín

El sindicato CGT se ha concentrado hoy frente a la sede de la inspección de trabajo en Valladolid para pedir "celeridad" en sus resoluciones respecto a los contratos eventuales en Michelín para convertirlos en indefinidos.

Cerca de un centenar de personas han reclamado "mayor contundencia" a la Inspección de Trabajo, que ya ha elaborado una primera resolución en la que reconoce la ilegalidad de los contratos de Michelín en la que "obliga" a la empresa a convertir dichos contratos en indefinidos.

En este sentido, el secretario general de CGT en Michelín, Alfonso García, ha señalado que los contratos realizados por la empresa de neumáticos son "un fraude", ya que "la mayoría son eventuales, con períodos que pueden alcanzar los 60 meses y, en el caso de que continúen, ya se harían indefinidos".

Según ha explicado, "se realizan contratos por seis meses, según las circunstancias de la producción, que se pueden renovar otros seis meses por el mismo motivo y, luego otro de un año por obra y servicio, hasta sesenta meses, plazo a partir del cual pasarían a ser indefinidos".

García ha advertido de que, entre las tres plantas que tiene Michelín en Vitoria, Aranda de Duero y Valladolid, habrá "más de 400 personas afectadas por este tipo de contrataciones eventuales que, además, por convenio, recogen que los recién incorporados perciben 400 euros menos que otro empleado con más antigüedad".

En el caso de Valladolid, serán unos 50 trabajadores los afectados, y CGT ya ha presentado una nueva denuncia a la inspección de trabajo para que haga cumplir la primera, puesto que se siguen realizando los mismos "contratos fraudulentos".

De ahí que hayan solicitado "mayor celeridad y consistencia" a la hora de hacer cumplir las resoluciones, ya que con ellas "los trabajadores podrían presentar la correspondiente denuncia y, en el caso de que no les renueven, sería considerado un despido nulo", ha matizado García.

Asimismo, el secretario general de CGT en Michelín ha lamentado las "sanciones insuficientes" que ha impuesto la inspección de trabajo a Michelín, ya que han sido de "3.125 euros en el caso de Valladolid, por todos los contratos, y de el doble, que sigue siendo irrisorio, en lo que respecta a Vitoria".

El sindicato, además, ha querido dar un paso más y ha presentado un escrito al jefe de la inspección de Castilla y León, Miguel Ángel Díez Mediavilla, para que "dote de los medios necesarios" a la delegación de Valladolid de cara a que pueda "actuar con mayor rapidez".

García ha lamentado que el resto de sindicatos "no haya querido saber nada de este tema", ya que consideran que Michelín "ha actuado correctamente en el caso de las contrataciones", lo que le hace sospechar que "exista una especie de pacto con la empresa para que no se añadan a las denuncias".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.