Bizkaia recurre los servicios mínimos fijados por el Gobierno en residencias

La Diputación de Bizkaia ha recurrido el decreto de los servicios mínimos fijados por el Gobierno Vasco en las residencias de ancianos del territorio, que llevan más de cien días de huelga, para que sean aumentados, según ha anunciado hoy la institución foral.

Además, la Diputación Foral ha iniciado el proceso para reclamar a las entidades gestoras de las residencias y centros de día la devolución de los importes que se hubieran abonado en exceso como consecuencia de las jornadas de huelga.

Los servicios mínimos fueron fijados por el Gobierno Vasco en una orden del 27 de marzo, para el último periodo de huelga. La Diputación ha acordado interponer un recurso contencioso-administrativo contra esta orden, para que se eleven los servicios considerados mínimos y se garantice la atención a los residentes.

Según ha explicado la Diputación, ha realizado un especial seguimiento en las residencias donde se ha constatado una mayor incidencia de las últimas convocatorias de huelga.

En las visitas de inspección de Servicios Sociales de los periodos de huelga precedentes no se han detectado graves incidencias generalizadas en los centros.

No obstante, las evidencias recogidas apuntan a que en determinados centros con un perfil de persona usuaria con gran dependencia reconocida, el riesgo de no poder asegurar la atención digna que merecen las personas mayores más vulnerables "es mayor en momentos de alteración de la dinámica ordinaria del centro".

Para salvaguardar la prestación de los servicios a estas personas, la Diputación ha acordado recurrir la orden de servicios mínimos, "considerando que cualquier situación de vulneración de la integridad y dignidad de las personas usuarias de los centros, por aislada que sea, debe ser prevenida y revertida a la mayor brevedad posible, para evitar daños irreversibles en las personas mayores en situación de dependencia".

La institución foral ha recordado que una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha fallado confirmando un incremento de los servicios mínimos que se produjo en septiembre, en una fase anterior de la huelga.

Al mismo tiempo, la Diputación Foral de Bizkaia ha iniciado el proceso para reclamar a las empresas gestoras de las residencias y centros de día afectados por el paro la devolución de los importes que se les abonaron en exceso como consecuencia de las jornadas de huelga en 2016.

La Diputación entiende que la prestación de servicios ha sido deficiente durante las jornadas de paro, por lo que considera que, del precio que se ha venido abonando por la prestación del servicio residencial a las empresas gestoras de los centros, se debe restar la cantidad que corresponde a los costes de personal que no se han satisfecho por las empresas gestoras como consecuencia de la huelga.

La medida se extenderá a todas las plazas concertadas con entidades teniendo en cuenta la distinta incidencia de los paros en cada centro.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.