Productos básicos

Los nuevos hipotecados apuestan por un euríbor en negativo a medio plazo

Los nuevos hipotecados apuestan por créditos variables al descartar tasas positivas del euríbor a corto plazo

El euribor repunta

Los clientes vuelven a las hipotecas a tipo variable a pesar de la subida del euríbor que se inició en marzo.

¿Qué más leer?

Euríbor. La remontada le acerca a su suelo para 2020

Las hipotecas a tipo variable vuelven a ser las preferidas por los clientes bancarios según la estadística sobre hipotecas del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En febrero, último dato publicado, las hipotecas a tipo variable representaban el 62,5% del total de las firmadas en el segundo mes del año, mientras que las hipotecas a tipo fijo se dieron en el 37,5% restante.

Esto hace que las de tipo fijo bajen del 40%, un porcentaje que en los últimos meses había ido subiendo impulsadas por las ofertas bancarias con intereses muy competitivos a pesar de que el euríbor permanecía en negativo y en mínimos.

 Hasta tal punto que en octubre se marcó un récord al representar estas hipotecas el 42,9% sobre el total.

Defensa de los tipos en negativo

¿Por qué los clientes vuelven a fijarse en el euríbor a pesar de que ha repuntado? Porque prevén que se mantendrá en niveles próximos a cero o por debajo a medio plazo.

Y es que el euríbor, el indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas, se encuentra en tasa mensual en mayo en el -0,084%, el nivel más desde enero de 2017, cuando se situó en el -0,09%.

De hecho, los futuros hipotecados apuestan que el Banco Central Europeo (BCE) mantendrá los tipos en mínimos durante un largo periodo de tiempo para acompañar a las economías europeas en su recuperación.

Según el último boletín del BCE, el organismo considera que los tipos de interés negativo beneficiaron a la eurozona con un crecimiento de la inflación y favorecieron el crédito.

¿Qué más leer?

El euríbor repunta a niveles de 2017 tras la última intervención del BCE

A ello se suma que el Eonia, el euríbor a un día, anticipa tipos por debajo del 0% hasta 2027. Es decir, el euríbor se moverá en torno a cero o por debajo del 0% durante un largo periodo de tiempo.

Las hipotecas a tipo variable más baratas

Aunque el euríbor subiera al 0%, las hipotecas a tipo variable seguirían siendo más baratas que las de a tipo fijo. De hecho, en el mercado se pueden encontrar ofertas de euríbor más 0,79% como la de Openbank o al 0,99% como la Hipoteca Mari Carmen de Abanca

Y estas tasas se mantendrían estables al menos 7 años y cuando comience la subida de tipos, ésta se haría de manera paulatina para no perjudicar la recuperación. 

Por otro lado, las hipotecas a tipo fijo parten de un interés del 1,2% para la más barata, de BBVA y a 15 años, hasta el 1,45% de Openbank, también a 15 años, aunque estas se van encareciendo a medida de que se aumenten los plazos.

Ante este panorama, los hipotecados están apostando a que el euríbor se mantendrá bajo durante un largo periodo de tiempo, por lo que prefieren correr cierto riesgo a cambio de pagar cuotas más pequeñas.

En el pasado, cuando las hipotecas a tipo fijo comenzaron a repuntar, los hipotecados, ante el temor de que el euríbor subiera, preferían pagar cuotas más altas y más estables, puesto que esas cuotas se mantienen sin cambios durante toda la vida hipotecaria.

Sin embargo, entre sus puntos negativos destaca que el ritmo de amortización de capital es mucho más lento que el de las variables, que aplica el sistema francés, es decir, que se paga al principio más intereses que capital y viceversa.

Cambio de tendencia del euríbor

Este cambio de tendencia se produce en un momento en el que el euríbor mantiene una tendencia alcista desde el 12 de marzo.

Hasta esta fecha, el euríbor mantuvo una senda bajista impulsado por la idea de que el BCE bajaría tipos, en consonancia con la Reserva Federal de los Estados Unidos, para hacer frente a la crisis del coronavirus.

No obstante, el BCE optó por aprobar un volumen de compras de 750.000 millones de euros hasta finales de año. Y reducir las tasas de las subastas de liquidez, conocidas como TLTRO a largo plazo y dirigidas a los bancos.

La clave, las nuevas subastas de liquidez

Para las TLTRO a largo plazo implica un tipo de interés que será como mínimo del -1%.

Mientras que paras las nuevas PELTRO, las nuevas subastas de liquidez aprobadas para hacer frente a la pandemia, el interés mínimo será del -0,75%.

Tras estas tasas, el euríbor, que llegó a tocar el -0,368% en tasa diaria en marzo, a partir de la reunión del BCE comenzó a repuntar.

Esta tendencia se mantiene todo mayo. El indicador marca en tasa diaria el -0,078%, pero según las previsiones de los analistas se mantendrá en torno al -0,10% todo lo que queda de 2020.

Tampoco ven el euríbor en positivo si se tiene en cuenta que el BCE no subirá tipos durante un largo periodo de tiempo.

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses