Productos básicos

Los mejores depósitos para que el ahorro no se vaya de vacaciones

La banca extranjera y banca 'online' siguen ofreciendo las mejores imposiciones a plazo fijo

Depósitos que resisten

El ahorro conservador, el que coloca su dinero en depósitos y se olvida, está huérfano de productos durante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Y eso que siguen siendo el activo favorito de la familia a tenor de los datos que se desprenden del Banco de España.

Según el organismo, las familias tenían 891.600 millones de euros en depósitos en junio, lo que supone un nuevo incremento, en concreto del 1,06%, respecto a junio.

Estos incrementos también se aprecian en tasa interanual, ya que las familias aumentaros estos fondos en un 5,7%, cuando hace un año el ahorro en depósitos se situaba en 843.000 millones de euros más que un año antes. 

¿Qué más leer?

Los depósitos bancarios que resisten a pesar de los tipos a cero del BCE

En valores absolutos, se trata de un incremento de 48.400 millones frente a junio del año pasado y de 9.400 millones frente a mayo de este año, este último similar al registrado en los últimos meses, concretamente desde febrero. 

Y todo ello, teniendo en cuenta que la rentabilidad media del depósito en España es del 0,04%, según datos del Banco de España.

Excepciones

A pesar de esto, hay excepciones y el ahorrador puede encontrar ofertas jugosas provenientes de bancos extranjeros, fundamentalmente, que buscan una puerta de entrada para hacer negocio en España.

Otra posibilidad es apostar por productos de Raisin, la plataforma que funciona como un supermercado financiero, que da acceso a contratar depósitos de otros bancos europeos, con altas rentabilidades y protegidos por el fondo de depósitos de cada país. 

Así se pueden encontrar depósitos con rentabilidades en torno al 1%, una buena cifra teniendo en cuenta que los tipos de interés llevan anclados en el 0% desde 2016. Sin embargo, esta rentabilidad aumenta a medida que se alarga el plazo. 

A un año se pueden contratar depósitos con una rentabilidad del 1%. Es el caso de bancos como J&T Banca o Blue Orange, con una remuneración del 0,90%, ambos se pueden contratar a través de Raisin y cuentan con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos del país de origen del banco.

No obstante, también podemos encontrar ofertas interesantes en depósitos de bancos extranjeros que buscan hacerse un hueco en España. Es el caso de Banco Farmafatoring, que comercializa su depósito Facto a un año con una rentabilidad del 1,31% y está disponible desde 5.000 euros. 

También destaca el Depósito Combinado de Banco Mediolanum, pero en este caso, el objetivo de la entidad es que el ahorrador debe contratar también un producto de inversión para acceder a una rentabilidad superior a la media.

Los depósitos españoles, deprimidos

En cuanto a la banca española, las ofertas que mantienen en cartera, enfocadas para ganar clientes, se mueven por debajo del 1%.

Es el caso de Wizink que mantiene su oferta, aunque rebaja la rentabilidad al 0,50% y eleva el plazo hasta los 18 meses. 

Por su parte, Openbank comercializa un depósito a 13 meses con una rentabilidad del 0,20%.

EBN Banco resiste con su depósito a 18 meses y una rentabilidad del 1%.

¿Qué más leer?

Bancos que mejoran la rentabilidad de sus depósitos

Aunque las mejores ofertas que se comercializan no son en depósitos sino en cuentas. Así, Bankinter mantiene la rentabilidad de su Cuenta Nómina en el 5% el primer año y baja al 2% el segundo año.

Otras entidades, como Abanca, apuestan por ofrecer dinero en efectivo como gancho. 

La inflación, ayuda

En esta situación de bajos tipos de interés y de rentabilidades en mínimos una ayuda es la inflación, que permite que la rentabilidad real sea superior a la nominal.

Así, los precios en España cerraron en el -0,6%, lo que supone incrementar con seis décimas más la rentabilidad nominal de los depósitos hasta hacer crecer la rentabilidad real en seis décimas. 

No obstante, también existe el peligro de que se generen tensiones inflacionistas como consecuencia de las políticas expansivas de los bancos centrales, pudiedo provocar que los ahorradores con plazos muy largos queden “pillados” por este repunte de la inflación, perdiendo poder adquisitivo cuando rescaten sus depósitos. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses