Productos básicos

Los hipotecados aprovechan el tirón de la subrogación para cambiar a hipotecas a tipo fijo

El euríbor en mínimos hace que la banca ofrezca un interés muy competitivo en los préstamos a tipo fijo

Los hipotecados aprovechan el tirón de la subrogación para cambiar a hipotecas a tipo fijo
Los hipotecados aprovechan el tirón de la subrogación para cambiar a hipotecas a tipo fijo

Durante el confinamiento, la guerra que mantiene la banca por las hipotecas se trasladó al terreno de la subrogación

Con esto se perseguía un doble objetivo. Por un lado, compensar la firma de créditos hipotecarios que se quedaron en suspenso por la suspensión de la actividad. 

Y, por otro, la banca se aseguraba de esta manera captar clientes con un buen perfil financiero (que habían demostrado durante años que estaban al corriente de sus cuotas) pero que estaban suscritos a diferenciales altos sobre el euríbor (especialmente hipotecas firmadas durante los años duros de la crisis financiera).

“En el caso de perfiles muy buenos estamos volviendo a las tendencias de la crisis. En este caso,estosc iudadanos pueden llegar a obtener hipotecas fijas o variables muy cercanas al 1,5%, algo que se dio en algunos meses de 2010, pero que hasta ahora no se había vuelto a ver”, destaca el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli

Las hipotecas a tipo fijo son las preferidas

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cerró septiembre en el -0,415% y podría cerrar octubre marcando un nuevo record, ya que, de momento, cotiza en el -0,45%. 

Esto hace que las ofertas que el hipotecado que busca la subrogación puedan ser muy competitivas en el terreno de las hipotecas tanto a tipo variable como a fijo. 

La subrogación creció un 50% interanual en julio

No obstante, hay una mayor predilección por las hipotecas a tipo fijo, precisamente porque el que busca subrogarse a una hipoteca puede hacerlo con unas condiciones muy ventajosas, hasta lograr un interés cercano a ese 1,5%.

Desde MyInvestor señalan que la tendencia en el último año ha sido cambiar a tipo fijo. “Los clientes quieren aprovechar los tipos fijos, excepcionalmente bajos. En lo que va de 2020, casi el 75% de los préstamos que hemos concedido son subrogaciones y de éstas casi la mitad son a tipo fijo, lo que supone un gran cambio de tendencia. 

En 2019, sólo el 20% de los clientes que cambiaba su hipoteca lo hacía a tipo fijo”, apunta Nuria Rocamora, co-CEO de MyInvestor. 

Esa tendencia se refleja ya en el Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2010 el porcentaje de hipotecas fijas era apenas de un 4% y ahora suponen el 49% de los préstamos que se firman cada mes. 

Además, en julio, la subrogación se incrementó un 50% interanual, de acuerdo con el organismo de estadística. 

Las hipotecas de 2013 ganan con el cambio

De esta manera, los que adquirieron su préstamo en 2013 son los que más ahorrarían si hicieran una subrogación en estos momentos sin alargar ni reducir su cuota y plazo. Hay que tener en cuenta que en ese año los tipos de interés se situaban en una media del 4,10. 

Si tenemos en cuenta la trayectoria que han ido marcando los tipos en los últimos años, desde MyInvestor consideran que “es un buen momento para subrogar hipotecas porque los tipos de interés actuales permiten ofrecer condiciones muy competitivas a tipo fijo y variable. Es muy probable que no veamos unos precios tan bajos como los actuales en el futuro". 

¿Qué más leer?

El euríbor arranca octubre a la baja y apunta al -0,50% como próxima parada

La co-CEO de MyInvestor, matiza que "si comparamos dos hipotecas a tipo fijo a un plazo de 25 años y un capital de 150.000 euros, en el que el cliente reduce su tipo de interés fijo del 2,80% a 1,69%, el cliente se ahorrará durante toda la vida del préstamo casi 25.000 euros". 

Hay que tener en cuenta que en la subrogación ahorraremos más siempre y cuando el precio de la hipoteca sea más elevado, por ello, en el caso de la segunda residencia, el precio variará menos que en la primera al darse hipotecas más bajas.

Todos los perfiles pueden beneficiarse 

“Lo que sí es indudable es que cada vez más bancos se ofrecen a captar hipotecas de otras entidades, pues es una buena vía para obtener ingresos y existe una demanda relativamente grande de clientes que están descontentos con sus condiciones y quieren mejorarlas”  (especialmente los que firmaron su hipoteca entre 2010 y 2015, cuando los intereses eran mucho más altos que ahora) señala Miquel Riera, experto en hipotecas de HelpMyCash.com.

La bueno de esta situación es que es una opción interesante para cualquier perfil. Sobre todo cuando la previsión es que el mercado permanezca más o menos estable en un tiempo. Aunque una hipoteca variable sea muy interesante para muchos, otros pueden preferir la tranquilidad de planear sus finanzas a un tipo fijo a unos niveles muy atractivos en este momento.

En cualquier caso, "lo que no tiene sentido es contratar hipotecas que durante los primeros años aplican un tipo fijo y trascurrido un tiempo, que es precisamente cuando los tipos subirán, cambien a tipo variable", afirma Nuria Rocamora. 

Teniendo en cuenta que el banco volverá a analizar el perfil del cliente, éste puede haber mejorado sus condiciones, por lo que “un perfil urbanita con una hipoteca que está en su fase inicial y que en el momento de contratación del préstamo no obtuvo buenas condiciones puede encontrar ahora intereses más bajos. Además, durante estos años ha tenido un cambio profesional y su situación financiera ha mejorado con más estabilidad y mayores ingresos”, apunta Simone Colombelli. 

Otras opciones que nos pueden llevar a querer buscar otra hipoteca serán mejorar las comisiones que se paga o reducir los productos combinados sin tener la necesidad de cancelarla y asumir de nuevo otros gastos. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses