Productos básicos

Las hipotecas a tipo variable mantienen su atractivo a pesar de la rebaja de tipos de la banca

Las entidades financieras apuestan por las hipotecas a tipo fijo, pero las de tipo variable siguen siendo más baratas

Las hipotecas a tipo variable mantienen su atractivo a pesar de la rebaja de tipos de la banca

Con el euríbor cumpliendo su cuarto año en negativo (y marcando un nuevo mínimo en tasa mensual en octubre con un -0,46%) la banca redobla sus apuestas por las hipotecas a tipo fijo. 

El hecho de que el euríbor, el índice más referenciado para la contratación de préstamos hipotecarios, marque mínimo mes tras mes implica que la banca se vea obligada a lanzar créditos a tipo fijo con los intereses más bajo visto para hacerlas más atractivas.

¿Qué más leer?

El euríbor arranca octubre a la baja y apunta al -0,50% como próxima parada

Así, podemos encontrar préstamos hipotecarios a tipo fijo con un interés inicial del 1,30%, frente a créditos a tipo variable con diferenciales sobre el euríbor por debajo del 1%. En concreto, el más utilizado es el 0,99%. 

Se trata de apenas 31 puntos básicos, donde el futuro hipotecado gana en tranquilidad, ya que pagará exactamente la misma cuota durante toda la vida de su hipoteca, sin verse sorprendido por los futuros vaivenes que pueda tener el euríbor.

Auge de las hipotecas fijas

Esta apuesta de la banca, mucho más activa en promocionar sus créditos a tipo fijo que los variables, se refleja ya en el número de hipotecas que se contratan en esta categoría.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al mes de julio, el 52,2% de las hipotecas que se contrataron lo hicieron a tipo fijo.

Con las fijas, la banca se asegura unos ingresos periódicos que no cambian

"Estamos en un momento en el que los bancos están apostando por las hipotecas fijas porque les resultan más rentables que las variables: mejor un tipo fijo bajo y seguro que uno variable que en unos meses puede suponer unos ingresos bajos para el banco por estar cercano al -0,5%", señala Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro.

Lo cierto, es que el hipotecado puede verse tentado por este tipo de productos debido a sus intereses competitivos. No obstante, se publicita el interés más económico, puesto que el interés de este tipo de hipotecas se organiza por tramos en función del plazo. 

Así, para 15 años, el interés más económico que se puede lograr puede situarse en el 1,30%, pero va en aumento cuanto más se alarga el plazo hasta situarse en el 2,15% a 30 años. 

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, recuerda que "hay que tener en cuenta que la oferta más barata entre las fijas es una propuesta a 15 años máximo".

Si tenemos en cuenta que el plazo medio al que se suscriben las hipotecas en España es de 22 años, esta oferta no sería válida para la mayoría de los consumidores, que tendrían que optar por una con un plazo de hasta 25 años.

Estos intereses, además, también dependerán no sólo del plazo, sino también del importe de la hipoteca sobre el total de tasación de la vivienda (cuanto menor sea el porcentaje menor será el interés) y también sobre la vinculación (cuantos más productos contratados, menor también será el interés)

Miquel Riera, experto de hipotecas de HelpMyCash, señala que "las hipotecas fijas tienen, de media, una vinculación algo superior. Sin embargo, es algo que depende mucho de cada banco y de la capacidad de negociación del cliente.Aún así, estas nuevas ofertas son más asequibles que las que se hacían hace unos años".

En cambio, los diferenciales que se pueden lograr en las hipotecas a tipo variable se sitúa alrededor del 0,99%.

¿Esto qué quiere decir? Con la hipoteca variable más barata del mercado se pagaría una cuota de 533,81 euros al mes y, en total, los intereses ascenderían a 8.578,93 euros. 

Con la fija más barata a 25 años (la que se adapta al plazo medio de amortización de 22 años), la cuota sería de 576,68 euros (un 8% más que con la variable) y el total de intereses ascendería a 19.897,50 euros (+132%).

Hipoteca tipo fijo vs variable

Los beneficios que suponen las hipotecas a tipo fijo para la banca están claros. Por un lado, se aseguran unos ingresos periódicos en un momento en el que el euríbor está en mínimos.

¿Qué más leer?

Los hipotecados aprovechan el tirón de la subrogación para cambiar a hipotecas a tipo fijo

Además, la banca se está financiando por el Banco Central Europeo (BCE) a niveles extraordinariamente bajos, en torno al -1%, para luego prestarlo en torno al 1,5%, lo que hace que se anoten ganancias del 2% por prestar ese dinero.

A ello se une que el perfil de hipoteca. Las entidades apuestan por clientes con un buen perfil financiero. 

Además, obtienen otra fuente de ingresos en todos los productos vinculados que exigen para su contratación. 

Para el hipotecado, el elegir una hipoteca a tipo fijo le proporciona cierta tranquilidad, aunque es cierto que acabará pagando intereses de más.

En estos momentos, la hipoteca fija de EVO Banco ofrece una TAE del 1,07% y entre un 1,19% y 1,09% de TIN, habría que estudiar bien los productos vinculados, pero, sin duda, es una buena oferta. Ibercaja también presenta una hipoteca fija interesante con un TIN del 1,55% y una TAE del 1,76%.

La labor del BCE

Lo cierto es que el euríbor se mantendrá en niveles muy bajos gracias a la política expansiva del BCE. 

El organismo que rige la política monetaria de la eurozona lleva inyectados 1,3 billones de euros desde que empezó la pandemia. La propia presidenta del organismo Christine Lagarde insiste en que seguirá manteniendo estas políticas expansivas para reforzar la recuperación de la eurozona.

El BCE mantendrá el euríbor en mínimos durante un largo periodo de tiempo

Y es que el crecimiento de la economía europea está comprometida a medida que los países europeos comienzan a sufrir la segunda ola del virus y se ven obligados a tomar medidas restrictivas. 

Lagarde podría poner en marcha otros 600.000 millones en diciembre y colocar los tipos de interés en negativo.

Esto hace que el euríbor se mantendrá en niveles históricamente bajos durante unos años. De hecho, el euríbor comenzó su escalada hacia la baja desde mayo, hasta el -0,46% que lleva marcado en octubre. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses