Productos básicos

La comisión por descubierto, una pesadilla para el cliente que no siempre debe pagar

La comisión por descubierto es de los cargos más costosos para el cliente, pero hay excepciones por las que no tiene que pagar

Cómo evitar las comisiones de los bancos españoles en 2020
Cómo evitar las comisiones de los bancos españoles en 2020

¿Qué más leer?

La banca mete presión con las comisiones por retirar dinero de ventanilla

Si bien es cierto que la morosidad bancaria está muy contenida, la situación puede cambiar en la segunda mitad de 2021. 

“De hecho se espera que la morosidad empiece a subir en estos meses”, señala José Luis Cortina, de Neovantas.

Desde el punto de vista bancario, las entidades financieras llevan acometiendo importantes provisiones para hacer frente a ello. Pero desde el punto de vista del cliente, un empeoramiento de su situación económica le puede conducir a tener números rojos en algún momento en su cuenta bancaria. 

Es interpretado como un préstamo del banco al cliente

En este caso, la banca arrancaría el engranaje de la comisión por descubierto, un cargo que para el cliente bancario es toda una pesadilla. 

La comisión al descubierto es de las más elevadas

En primer lugar, definamos qué es un descubierto. Se produce cuando el banco realiza cargos en la cuenta sin que haya dinero suficiente. No tiene por qué producirse únicamente por una mala situación financiera, a veces, un retraso en el pago de la nómina basta para generarlo.

Lo que ocurre a continuación es que la entidad bancaria pasa a prestarnos dinero para hacer frente a esos pagos hasta que tengamos dinero suficiente. 

Hasta ahí, todo claro, pero se convierte en una pesadilla para el cliente bancario, que se ve inmerso en una espiral de deuda. 

La comisión por descubierto se puede disparar hasta los 30 euros

La banca cobra en los descubiertos la comisión más los intereses de demora. En 2020 es del 3%, por lo que el porcentaje máximo que cobraría la banca podría ser un TAE del 7,5%. Es decir, a una cantidad fija, que puede rondar de media los 30 euros, aunque hay bancos, como Santander, que puede llegar a los 39 euros, se le sumaría una tasa anual equivalente (TAE) de más de 2,5 veces el interés legal del dinero.

Tras el Santander le siguen un gran número de entidades cuyas comisiones son de 35 euros. Sabadell (35 euros), Caixa Bank (35 euros), Bankia (35 euros) Bankinter (35 euros), Liberbank (35 euros), Barclays (35 euros), Ibercaja (35 euros). En otras entidades como BBVA la comisión es de 30 euros o en ING es de 25 euros.

La comisión al descubierto es de la más caras

Es decir, una comisión por descubierto podría ser mucho más cara que la comisión por mantenimiento de la cuenta, que varía entre los 10 y 30 euros al mes, dependiendo de la entidad. 

Comisión al descubierto conlleva una doble comisión

La comisión por descubierto, además, lleva una doble comisión. 

Algunos bancos cobran incluso por el servicio de reclamar el descubierto. Para cobrar este gasto deben verificarse una serie de requisitos como que sea transparente y que sirva para reconducir la situación. 

Asi, el Banco de España establece que el fundamento de este cargo –concebido como gasto o recargo en la nueva normativa– se encuentra en las comunicaciones con el cliente en caso de producirse impagos para lograr la reconducción del pago de la deuda, de manera que permitan evitar situaciones más perjudiciales para ambas partes, como el vencimiento anticipado de la operación o el ejercicio de acciones judiciales.

Cuándo el banco no puede cobrar esta comisión

Con todo, hay excepciones por las que la entidad no debería cobrar esta comisión al descubierto, que viene regulado por el propio Banco de España. 

De hecho, el organismo regulador puso una serie de limitaciones ya es que es una de las más costosas. 

Así, la entidad financiera no puede aplicarlo cuando haya un descubierto por valoración, es decir, cuando la fecha de la operación, que es cuando se realiza, y la de valor no coincidan. Siempre se debe aplicar con la fecha de valor.

¿Qué más leer?

Bancos donde refugiarse el cliente de ING tras el incremento de comisiones

Tampoco el banco puede aplicar la comisión al descubierto cuando se trata de unos números rojos creados por el propio banco, por ejemplo, el cargo de una comisión por mantenimiento de la cuenta. 

Asimismo, "el cliente bancario no puede adeudarse más de una vez, aunque se generen varios descubiertos dentro de un mismo período de liquidación (en el ejemplo anterior, no nos pueden cargar la comisión por cada recibo que nos hayan cargado sin saldo)", advierte Almudena Velázquez, co-directora de Reclamadores.

Finalmente, tampoco se puede aplicar una comisión al descubierto cuando esta se produce a causa de una ejecución del embargo, ya que no sería por una mala gestión financiera del cliente. 

Las opciones que tiene el cliente

Lo más fácil es cubrir el descubierto en las 48 horas siguientes a producirse ya que en esos casos las entidades no suelen cobrar la posición deudora, aconsejan desde Rastreator.

En el caso de que cobren dicha comisión antes de tiempo hay que reclamarlo cuanto antes y solicitar que nos la quiten ya que son considerados “abusivos” y por norma general, las entidades suelen devolverlo, señala Sergio Carvajal, experto en finanzas y responsable de hipotecas de Rastreator.. Si un usuario desconoce que se pueda realizar dicha reclamación o no lo hace por el motivo personal que sea, el banco cobrará la comisión y se quedará con ese dinero.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses