Productos básicos

Hacienda da una nueva vuelta de tuerca a las sicavs

Los cien socios de las sicavs tendrán que invertir al menos 2.500 euros para que estas sociedades sigan tributando al 1%, lo que puede acelerar su cierre

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Las sicavs pueden tener sus días contados. El último varapalo que han recibido proviene de Hacienda tras su decisión de incluir en la ley antifraude que las sociedades de inversión de capital variable solo podrán seguir tributando al 1% cuando los cien socios que las componen hayan invertido en ellas al menos 2.500 euros. De no ser así tendrán que cotizar al 25% del tipo general del Impuesto sobre Sociedades.

Ahora tributan al 1% en el Impuesto sobre Sociedades, pero cuando los socios venden sus acciones tributan, en el caso de personas físicas, al 19%, 21% o 23% en el IRPF, o al 25% en el Impuesto sobre Sociedades si se trata de personas jurídicas.

La encargada de comprobar que se cumple este nuevo requisito será Agencia Tributaria.

Mayor peso para los ‘mariachis’

Con esta medida Hacienda pretende que las sicavs se conviertan en un verdadero vehículo de inversión colectiva y que sus inversores minoristas, conocidos como ‘mariachis’, adquieran más peso en estas sociedades.

En las sicavs españolas existe una elevada concentración de la inversión en manos de un número limitado de accionistas que cuestiona la naturaleza colectiva de la inversión.

¿Qué más leer?

El patrimonio de las sicavs se desangra

Según fuentes de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, la mayor parte de estas sociedades tiene concentradas sus acciones en tan solo un accionista. En el 36% de las sicavs españolas un inversor tiene más del 90% de la sociedad y en el 69% un solo accionista controla más del 50% de las acciones.

Caída continuada

Esta nueva medida contribuirá, según los expertos, a que muchas sicavs desaparezcan siguiendo la tónica que vienen manteniendo en los últimos años. Desde 2015, 800 sicavs han desaparecido en España. Solo en 2019 se dieron de baja 147 y tres de alta, cerrando el ejercicio con 2.569 entidades.

La misma tendencia a la baja sigue su patrimonio gestionado, que en el primer semestre del año ha caído un 9 por ciento y ha cerrado septiembre con un volumen de 26.743 millones de euros, lejos de los 28.793 millones con los que finalizó 2019, según datos de Inverco.

Este descenso se vio reflejado también en la caída del número de socios, que apenas llegaron a los 400.000.

El artífice de este declive ha sido la inseguridad jurídica generada por los partidos políticos sobre las sicavs, a las que amenazan con nuevos cambios regulatorios que afecten a su fiscalidad.

Incertidumbre regulatoria con la que hay que acabar cuanto antes, en opinión de Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Javier Muñoz, director general de Tressis Gestión, considera que estas sociedades «han sido demonizadas simplemente por ser el vehículo inversor de grandes patrimonios».

¿Qué más leer?

Desmontando las sicavs tras las críticas de la Airef. ¿Qué hay de cierto?

Por su parte, el presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha reconocido que «sería una pena» que el actual Gobierno lleve a cabo medidas que puedan poner fin a las sicavs, porque llevaría a la deslocalización de empleos de la banca privada y disminuiría el interés por invertir en activos españoles.

Alternativas

La alternativa de muchos socios de sicavs que deciden liquidar sus sociedades en España es abrir otras en Luxemburgo. Esta es «su salida natural», dice Luis Sánchez de Lamadrid, director general de Pictet WM en Iberia y Latam.

Algunas son absorbidas por otros vehículos de inversión, principalmente por fondos, y el resto se ha convertido en sociedades limitadas o en  sociedades anónimas.

Lo que está claro, según los expertos, es que las sicavs necesitan seguridad jurídica para sobrevivir y los políticos no se la dan, por lo que corren el peligro de convertirse en un producto de inversión en peligro de extinción en España.

«Mientras haya países con economías y gobiernos más estables que el  nuestro y con menos inseguridad jurídica, va a continuar el goteo de liquidación de las sicavs”, prevé Javier Collado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.