Productos básicos

Ideas para invertir bien la lotería del Niño y romper la maldición del gordo

El 70% de los premiados con el gordo del Niño tienen mucho menos dinero cinco años después de haber ganado

El gordo de la lotería del Niño repartirá 200.000 millones de euros al décimo.
El gordo de la lotería del Niño repartirá 200.000 millones de euros al décimo.

Sacar partido a los 200.000 euros por décimo que pueden tocar en la lotería del Niño es el principal objetivo que deben plantearse los afortunados que ganen el premio, según los expertos en la gestión de las finanzas personales.

Pero administrar bien ese dinero, coinciden las fuentes consultadas, no siempre es fácil y en muchas ocasiones tomar decisiones precipitadas puede llevar a perderlo.

Según un estudio de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera en España (EFPA), el 70% de los premiados con la lotería tiene mucho menos dinero cinco años después de haber ganado el gordo.

Para evitarlo, deben seguir una serie de pasos y el primero es, según los expertos de Abante, calcular los impuestos que deben pagar por el dinero recibido. Esta cuantía es del 20% siempre que el premio supere los 40.000 euros.

Planificación financiera

¿Qué más leer?

Los gestores de fondos ponen el foco en Latinoamérica

Una vez calculado y reservado el dinero para cumplir con Hacienda, deben evitar despilfarrar lo ganado, por lo que, en opinión de Cristina Estalella, asesora financiera de Abante Asesores, deben “tomarse un tiempo antes de comenzar a gastarlo o a invertirlo”.

El objetivo de esta espera es que el agraciado se acostumbre a vivir con una cantidad elevada de capital y que en esos meses pueda reflexionar sobre qué es lo que realmente quiere conseguir con él.

Lucien Nelson, asesor financiero en Santalucía Vida y Pensiones, recomienda “gastar un tercio del premio en realizar tus proyectos más anhelados, otro tercio en cancelar tus deudas y ayudar a quien consideres que lo necesita y el último tercio en asesorarte con la ayuda de un profesional y ahorrar, invirtiendo de forma equilibrada y prudente”.

¿Cómo invertir?

¿Qué más leer?

Los fondos de inversión dan rentabilidades históricas y muchos inversores se quedan fuera

Los premiados con un perfil inversor muy conservador suelen optar por dejar su dinero inmóvil o colocarlo en depósitos que hoy apenas dan rentabilidad.

Según Estefanía Gonzalez, portavoz de finanzas personales de Kelisto, “a día de hoy, las alternativas de inversión para los ahorradores más conservadores son escasas y poco rentables, solo tienen la opción de los depósitos y las cuentas remuneradas”.

Pero ambas opciones están dando unos exiguos retornos debido a los bajos tipos de interés. Los depósitos a plazo fijo de bancos que operan en nuestro país ofrecen una rentabilidad media del 0,27% TIN, según datos de Kelisto.

Por tanto, si tenemos en cuenta las previsiones de Funcas, que sitúan la inflación en un 0,9% para el cierre de 2021, invertir en este producto nos haría incluso perder dinero.

No obstante, existe la opción de invertir en depósitos de bancos extranjeros, que son algo más rentables, de media, su TIN se sitúa en el 0,86%.

Opciones para los inversores más arriesgados

¿Qué más leer?

Lotería y “dar un pelotazo”, la fórmula española más improbable contra el coronavirus

Los ahorradores con menor aversión al riesgo lo primero que tienen que hacer antes de acudir a los mercados financieros para sacar partido al premio es fijar la rentabilidad que desean. Esta viene determinada por la diferencia entre lo que se tiene y lo que se necesita.

Así se determina qué nivel de riesgo se puede asumir y qué cartera o qué activo financiero es el más adecuado.

Según recomiendan desde Abante, “para maximizar el dinero del premio hay que apostar por carteras diversificadas, tanto por distribución geográfica, como por sectores y tipo de activos”.

Además, si se cuenta con un horizonte temporal de inversión amplio, se puede asumir más riesgo con la inversión.

Por ejemplo, si se quiere superar a la inflación en 3 puntos -es decir, conseguir una rentabilidad anual media del 5%- habría que invertir en una cartera con el 50% de la inversión en renta variable.

“Y una opción que permite diversificar, que tiene beneficios fiscales y que posibilita acceder a una gestión profesional son los fondos de inversión”, aconsejan desde Abante.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?