Productos básicos

El euríbor no ve cambios en la política monetaria del BCE. Cerrará febrero a la baja

Las actas del BCE confirmaron lo que ya descuenta el euríbor. No habrá cambios en la política monetaria del organismo y el indicador se anota suaves caídas, que llevará a abaratar, de nuevo, las hipotecas

El euribor permanecerá en niveles negativos

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, cerrará febrero en el -0,283%, tres céntimas por debajo del cierre de enero, cuando se situó en el -0,253%. Se trata del cuarto año consecutivo que el indicador cerrará en negativo, lo que supone un alivio para los hipotecados.

¿Qué más leer?

El euríbor anticipa dos años más de hipotecas baratas: el BCE acompaña

En febrero de 2019, el euríbor cerró en el -0,108%.

El euríbor ha invertido la tendencia al alza en la que se instaló tras descartarse que el Banco Central Europeo (BCE) iba a bajar los tipos de interés, que se mantienen en el 0%. Además, coincidía con el anuncio de la nueva presidenta del BCE, Christine Lagarde, de realizar una revisión estratégica de la política monetaria del BCE, que no se tocaba desde 2003.

¿Qué más leer?

Sin cambios en la actas del BCE. Los tipos bajos seguirán para apoyar a la economía

Esto dio alas al índice para arañar unas décimas. No obstante, la primera reunión del BCE el 23 de enero y la ausencia de pistas sobre hacía dónde iría la revisión estratégica del organismo y al hecho de que los tipos se mantendrán bajos durante un largo periodo de tiempo hizo que el indicador volviera a las caídas.

Las propias actas del BCE han confirmado que los tipos de interés permanecerán bajos durante un prolongado periodo de tiempo para apoyar a la economía de la Eurozona. El documento revelaba que, a pesar de que la economía europea se ha estabilizado, hay numerosos riesgos todavía geopolíticos, como el covid-19 o una posible escalada de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China cuando pasen las elecciones en el país norteamericano.

Un año en negativo

Las previsiones apuntan a que el euríbor cerrará en el -0,22% el año, aunque no se puede descartar que mantenga las caídas si la situación se complica. En ese caso, se podría situar en el -0,27%, aunque lejos de los mínimos marcados en agosto de 2019, cuando un mes antes Mario Draghi, antecesor de Lagarde,  confirmó que el BCE preparaba un nuevo paquete de estímulo. En ese mes, el cierre del índice fue del -0,356%.

¿Qué más leer?

El euríbor se contagia de incertidumbre. Arranca febrero a la baja

Para 2021 las estimaciones también apuntan a que el euríbor permanecerá en negativo. El escenario central que se maneja es que acabe en el -0,10%.

Y es que los analistas más optimistas señalan a 2022 como el año en el que el BCE pueda subir tipos, aunque será de manera escalonada y en torno al 0,05% o 0,10%. 

 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses