Productos básicos

El euríbor mete la directa y se acerca a valores normales tras comenzar la recuperación

El euríbor terminará junio a la baja y se acercará a los valores normales del índice para estos tipos de interés

El euríbor acelera y se acerca a valores normales

El euribor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, retoma su senda bajista y, paulatinamente, se acerca a los valores normales que el estallido de la pandemia borró. 

La reunión del Banco Central Europeo (BCE), celebrada este junio y donde el organismo recargó el programa de compras por valor de 600.000 millones de euros, fue clave para que el índice volviera a la normalidad.

De esta manera, el euríbor arrancó junio en el -0,103% ante las perspectivas de que el BCE no defraudara al mercado, que esperaba un incremento del programa de compras pandémico, conocido por sus siglas en inglés PEPP, dotado con 750.000 millones de euros y que previsiblemente se agotaría en octubre de este año.

Pero el euríbor aceleró las caídas cuando se confirmó la ampliación del programa por encima de las expectativas de los analistas, que preveían un volumen de compras de entre 400.000 y 500.000 millones de euros. Asimismo, lo amplió hasta junio de 2021 e introdujo la coletilla “o más allá si fuera necesario”.

El BCE hará todo lo necesario para apoyar la eurozona en la recuperación. La subida de tipos no se contempla todavía

Una vez despejada estas dudas, las tensiones que habían azotado el interbancario se relajaron, aunque el BCE no anunció la adquisición de los ángeles caídos, bonos que hayan perdido el grado de inversión como se esperaba.

Joaquín Robles, analista de XTB, señala que dos fueron los motivos por los que subió el euríbor: las tensiones en el interbancario y las condiciones de flexibilidad de la liquidez aprobadas por el BCE. 

Primera bajada de la tasa mensual

El euríbor marcó el -012% el día después de la reunión y a partir de ese momento, salvo algún repunte puntual, registró caídas hasta alcanzar el mínimo del mes en el -0,169%, que le lleva a situar la tasa mensual en el -0,125%.

¿Qué más leer?

El euríbor se relaja tras la intervención del BCE

De cerrar así el mes, el euríbor registraría la primera caída mensual desde febrero, cuando bajó hasta el -0,288% frente al -0,253% de enero.

Asimismo, se alejaría del mínimo del -,081% en el que cerró mayo, cuando el euríbor aceleró las subidas que hizo temer a los hipotecados que comenzara a subir de manera continua y se situara en tasas positivas. Y es que el cierre de mayo fue el nivel más alto de los últimos cuatro años.

El euríbor y la pandemia

El euríbor comenzó a subir en marzo, tras la decepcionante reunión del BCE. Recordamos que una semana antes la Reserva Federal, el banco central de los Estaos Unidos, había bajado los tipos por sorpresa.

Los bancos pensaron que el BCE seguiría los mismos pasos y el euríbor comenzó a bajar, hasta que llegó la reunión del BCE, donde su presidenta Christine Lagarde, cometió el error de señalar que el BCE no estaba para cerrar los spreads de los países de la eurozona. 

Asimismo, aprobó un paquete de 125.000 millones de euros que provocó la decepción del mercado que esperaba que el BCE bajara tipos.

El euribor cerró ya al alza en el -0,266%.

Aceleró las subidas

A partir de ese momento, y a pesar de que el BCE aprobó el PEPP dotado con 750.000 millones de euros, el indicador comenzó a subir hasta cerrar abril en el -0,108%, incrementando las cuotas, aunque de manera testimonial, de aquellos hipotecados que tuvieran que revisar las hipotecas. 

¿Qué más leer?

El euríbor acentúa las caídas tras despejar el BCE las dudas

La razón es que junto al paquete del PEPP, el BCE mejoró las condiciones de financiación de las subastas de liquidez del eurosistema, más conocidas como TLTRO y aprobó, en la reunión de abril, las PELTRO.

Estas se caracterizaban por financiarse por debajo de los precios del mercado, en concreto en el -1%, lo que hacía que las condiciones promovidas por el BCE fueran mucho más ventajosas que el interbancario, lo que a menores operaciones aumentara el precio.

Así, en mayo marcó el -0,081%, el nivel más alto desde diciembre de 2016, cuando el euríbor entró en febrero de ese año por primera vez en negativo. 

De cara al cierre del año

Robles considera que el euríbor cerrará en torno al -0,20% y considera que “no eran normales las subidas que registró en mayo”. En ese sentido, contribuye a esta relajación del índice las menores tensiones en el interbancario como consecuencia de la salida de la pandemia. “Parece que ha tocado fondo en Europa y que vamos hacia la recuperación económica”, señala el experto. 

El BCE no subirá los tipos hasta 2022 como muy pronto

Robles también señala que el euríbor permanecerá en negativo un largo periodo de tiempo, puesto que el BCE no subirá los tipos de interés hasta 2022 como muy pronto.

De hecho, el presidente de la Fed, Jerome Powell, indicó que no tocará los tipos hasta 2022, como muy pronto, lo que puede anticipar lo que puede ocurrir en la eurozoa. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.