Productos básicos

Las mejores hipotecas sin comisiones

Varias entidades renuncian a cobrar cargos a sus clientes para ganar cuota de mercado

Fachada de una entidad bancaria / EFE
Fachada de una entidad bancaria / EFE

El cobro de comisiones se convirtió en la única salida que tenían los bancos para intentar amortiguar la política de tipos al cero por ciento en la que lleva instalado el Banco Central Europeo (BCE) desde marzo de 2016.

No obstante, hay un pequeño reducto de entidades que se resisten a cobrar comisiones por los productos tradicionales, bien sean cuentas de ahorro o hipotecas. 

¿Qué más leer?

Las cuentas sin comisiones que ofrecen una alta remuneración

Se trata, en definitiva, de una política comercial basada en la ausencia de cobro por parte de las entidades, pero que tiene como objetivo servir de puerta de entrada para captar nuevos clientes.

Hipotecas variables sin comisiones

Aunque lo más habitual es que el banco cobre alguna comisión, aunque sea de estudio o de apertura, existen varias entidades financieras que apuestan por hipotecas sin comisiones

La Hipoteca Variable de Coinc es una de ellas, además, cuenta con la ventaja de no tener que contratar ningún producto adicional para gozar de un interés del 0,99% más euríbor.

Lo mismo con la Hipoteca Sin Mochila, de MyInvestor, que además goza del diferencial más bajo: 0,89% sobre euríbor.

Bankia cuenta con la Hipoteca Variable Sin Comisiones, un crédito hipotecario que carece de ellas, pero que sí que obliga a domiciliar la nómina. El diferencial sobre el euríbor variará, según los ingresos.

Así, para una nómina de más de 3.000 euros al mes el diferencial es del 0,99%, pero ese se eleva hasta el 1,35% para ingresos que varíen de 1.200 a 3.000 euros al mes. Para menos de 1.200, el diferencial se situará en el 2,25%.

La Hipoteca Naranja de ING tampoco tiene comisiones, pero sí que es necesario adquirir una mayor vinculación para tener acceso a un diferencial del 0,99%. En concreto, además, de domiciliar la nómina, es necesario contratar un seguro de vida y otro de hogar.

El diferencial del crédito hipotecario Evo Banco es del 0,88% y puede llegar a bajar si el euríbor sube. Además, se trata de una hipoteca que no cobra comisiones, pero es necesario domiciliar la nómina y contratar un seguro de hogar.

La Hipoteca Mari Carmen de Abanca sigue siendo una de las preferidas de los clientes al contar con un diferencial del 0,99%. Entre la vinculación destaca domiciliar la nómina, el uso de tarjeta y contratar un seguro de vida y otro de hogar.

Hipotecas a tipo fijo sin comisiones

La gran apuesta de la banca, las hipotecas a tipo fijo, tampoco tienen comisiones. Las entidades financieras apuestan por este producto puesto que en un entorno de tipos al 0% es una vía para garantizar unos ingresos periódicos sin tener en cuenta los vaivenes del euríbor. 

¿Qué más leer?

El BCE noquea a un euríbor que seguirá en negativo

Una de las más baratas es la Hipoteca Inteligente a tipo fijo de Evo Banco con un interés del 1,20 a 30 años y sólo dos productos vinculados.

La hipoteca a tipo fijo de MyInvestor no tiene vinculación con un interés del 1,69% a 25 años.

También destaca la Hipoteca a Tipo Fijo de Bankia sin comisiones, pero con un TIN del 1,85% a 30 años y como único requisito domiciliar la nómina.

Qué comisiones pueden cobrar los bancos en las hipotecas

Lo habitual es que los bancos cobren a los clientes algún cargo por gestionar el contrato hipotecario, bien una comisión de estudio o de apertura.

Esta última se carga en la firma del préstamo como contraprestación a las gestiones administrativas que realiza la entidad y que suele ser entre el 0,10% y el 0,15% del capital concedido.

La comisión de amortización anticipada o desistimiento (en las fijas) es un porcentaje si pagamos una parte de la deuda. La ley hipotecaria lo limitó.

Así, en las hipotecas a tipo fijo puede ser de hasta el 2% los primeros 10 años y de hasta el 1,50% después.

En las hipotecas a tipo variable puede ser de hasta el 0,15% los primeros cinco años o de hasta el 0,25% los primeros tres.

Cuánto se puede ahorrar en una hipoteca sin comisiones

Lo cierto es que una hipoteca sin comisiones puede suponer un importante ahorro para el cliente.

Para una hipoteca media de 150.000 euros, la comisión de apertura del 1% supondría 1.000 euros a lo que habría que añadir las comisiones de amortización, que podrían ser 200 euros los primeros 10 años y después 150 euros en el caso de las fijas para una amortización de 10.000 euros. Y 25 euros los tres primeros años o 15 euros los primeros cinco para una a tipo variable.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses