Productos básicos

Cuentas bancarias a precio de oro

La banca en bloque ha endurecido las comisiones que cobra a sus clientes por las cuentas bancarias

Sede del Banco de España

La banca ha comenzado 2020 revisando su política comercial. En concreto, numerosos bancos han comunicado a sus clientes que realizarán cambios en el apartado de comisiones.

¿Qué más leer?

Santander no remunerará la Cuenta 123 y le quita las comisiones

Algo que ya anticipó el Banco de España: «Las entidades deberían incrementar sus ingresos por la prestación de servicios», señaló el regulador. Una idea que este año ha cobrado más fuerza ante un entorno de tipos de interés negativos que no tiene visos de cambiar.

Y en este contexto, Bankia, que en 2016 lanzó una agresiva campaña eliminando estos cargos con tan sólo tener domiciliada la nómina o la pensión, ha sido la última en endurecer las condiciones de sus cuentas. Sin embargo, esta nueva estrategia de las entidades financieras atrapa a una serie de clientes bancarios que precisamente optaron por esas mismas entidades bajo el reclamo de cero comisiones.

Bankia, por ejemplo, aplicará un cargo de seis euros mensuales (72 euros al año) por mantenimiento y administración de su cuenta, a lo que se sumarían otros 14 euros más por la emisión de tarjetas. Y las eliminaría si el cliente optara por realizar dos operaciones al mes con tarjeta de crédito o tener 135 euros en primas de seguros de riesgo o 30.000 euros en fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro.

Similares son las condiciones que impuso Santander a sus clientes de Santander Zero. Aunque en el caso de la entidad que preside Ana Botín, son dos las opciones. Bien domiciliación de nómina y cargos en la tarjeta o, para aquellos que no tienen la nómina en el banco, la opción pasa por tener productos de ahorro e inversión contratados o acciones por un volumen significativo.  

¿Qué más leer?

La banca ingresa por comisiones el 59% de su beneficio

¿Qué puede hacer ahora?

Ahora, a diferencia de lo que ocurría antaño, la domiciliación de la nómina no basta para librarse de las comisiones. Ante esto, ¿qué puede hacer el cliente bancario? Miquel Riera, experto en hipotecas de HelpMyCash, da tres opciones: «Cumplir los requisitos, pagar las comisiones o llevarse las cuentas a otro banco».

Para aquellos que no necesiten más que una cuenta nómina y una tarjeta existen ofertas en el mercado con ‘todo gratis’, como es el caso de diferentes entidades online. Otra opción, y que está impulsando la propia banca, es ser un cliente puramente digital. De hecho, Bankia elimina las comisiones a sus titulares de la Cuenta ON, aunque sólo está disponible para nuevos clientes de perfil digital y jóvenes menores de 26 años.

Más difícil lo tienen aquellos clientes que operaban en el banco con una segunda cuenta, con la que disfrutaban de las ventajas que antaño estas entidades ofrecían. En este caso, sin una nómina con la que negociar a lo que se una que el cliente tenga cierta vinculación con la entidad a través de un crédito personal, por ejemplo, hace muy complicado librarse de las comisiones.

Una opción pasaría por cancelar el préstamo y trasladarlo a otra entidad, aunque el cliente deberá pagar los gastos de cancelación y tener en cuenta otras variables, como, por ejemplo, si el nuevo interés que logre hace rentable la operación. Javier Mezcua, experto en finanzas personales de HelpMyCash, recuerda que «las cuentas asociadas a los préstamos que se usan como soporte no pueden variar sus tarifas mientras el producto no haya vencido».

¿Qué más leer?

Bankia endurece las condiciones para no pagar comisiones

Pero, ¿qué es lo que busca la banca con esta política? Más allá de mejorar sus ingresos por esta vía, lo que persigue es desarrollar una relación a largo plazo con un cliente altamente vinculado.

Prueba de ello es que las condiciones de las cuentas no cambian para los clientes con perfil premium, es decir, aquellos que ya utilizan las tarjetas, tienen hipotecas u otro tipo de productos como fondos y es que un cliente con una alta vinculación con la entidad es un cliente rentable, tal y como reconocen desde Bankia: «Los clientes cuanto más vinculados están con la entidad son más activos en la contratación de productos y servicios», que es claramente una fuente de ingresos para la entidad a largo plazo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.