Productos básicos

Bancos donde refugiarse el cliente de ING tras el incremento de comisiones

ING cobrará comisiones a sus clientes, pero éstos pueden optar por otras alternativas

Bancos donde refugiarse el cliente de ING tras el incremento de comisiones
Bancos donde refugiarse el cliente de ING tras el incremento de comisiones

ING revolucionó el panorama bancario español hace 21 años con la Cuenta  Naranja, una cuenta remunerada que no tenía comisiones. Sin embargo, la entidad holandesa acaba de comunicar a sus clientes el cobro de 10 euros al mes para aquellos que tengan un saldo igual o superior de 30.000 euros sin ingresos recurrentes.

¿Qué más leer?

Cómo evitar las comisiones de los bancos españoles en 2020

También suprime la remuneración del 0,01%. La medida afectará al 4% de sus clientes, que, o bien domicilien la nómina desde otra entidad, o bien paguen la comisión establecida.

No obstante, todavía hay una tercera posibilidad: la de cambiar de banco por uno que no cobre cargos al cliente bancario.

Bancos digitales que resisten

Lo cierto es que el cobro de comisiones es cada vez más habitual entre la banca, especialmente a aquellos clientes que no tienen una alta vinculación con el banco, como puede ser la domiciliación de la nómina. 

Esto se debe a que muchos ahorradores suelen tener dos cuentas, una de ahorro y otra para la operativa diaria, estas solían pertenecer a la banca digital, ya que, además, ofrecían cierta remuneración. 

De momento, hay varias entidades que no exigen el cobro de comisiones, sin tener que recurrir a ingresos recurrentes. Uno de ellos es SelfBank, que a igual que ING es un banco puramente digital. La entidad ofrece la Cuenta Self, que entre las particularidades ofrece un servicio de portabilidad al cliente, es decir, que hace todos los trámites de cambio de entidad por el usuario. 

¿Qué más leer?

La banca mete presión con las comisiones por retirar dinero de ventanilla

CaixaBank, que recientemente ha subido los requisitos de sus cuentas para no pagar comisiones, ofrece la cuenta Imagin, de su banco digital y dirigido a los más jóvenes Imagin Bank, en la que tampoco exige una domiciliación de la nómina

También se puede contratar sin necesidad de domiciliar la nómina la Cuenta Corriente de Open, de Openbank, tradicionalmente su gran rival, y que todavía mantiene una mínima remuneración.

Opciones dentro de la banca tradicional

Para quienes no deseen un banco digital y prefieran acercarse a la oficina también hay diferentes opciones. 

Abanca, comercializa la Cuenta Clara en sus dos modalidades, tanto con comisiones como no, pero intenta atraer nuevas nóminas con el regalo de 150 euros por suscribirla. 

Cajamar dispone la Cuenta Wefferent en la que tampoco se aplican cargos, mientras que Liberbank tiene la Cuenta PlaystationBankia mantiene su Cuenta On, una cuenta 100% digital que tampoco aplica cargos.

En estos casos, su público objetivo son los clientes más jóvenes, que carecen de ingresos recurrentes. 

Neobancos, los grandes triunfadores

Es cierto que la banca apuesta cada vez por cobrar comisiones. Ya no basta con domiciliar la nómina para evitarlas, sino que requieren una alta vinculación con la entidad, como la firma de seguros o la contratación de productos de inversión, como pueden ser fondos o planes. 

En ese sentido, los neobancos pisan fuerte puesto que tienen una operativa cien por cien digital, pero, además, buscan captar nuevos clientes al ser de reciente creación. 

Entre los primeros destaca N26, el neobanco tiene una cuenta sin comisiones, igual que su competidor Bnext.

Estas entidades están empezando a tener cierto éxito puesto que N26 ya cuenta con medio millón de clientes y está pensando en lanzar productos de ahorro para 2021.

Orange Bank, que empezó en Francia, y que ha cumplido un año en España es otra opción. 

Por su parte, Bnext apuesta por ofrecer productos cruzados como seguros para facilitar el apoyo de sus clientes. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses