Wall Street recibe con buen ánimo la elección de Powell a la Reserva Federal

Wall Street recibió hoy con buen ánimo la designación de Jerome Powell como próximo presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), un anuncio oficial que, sin embargo, ya se había anticipado en el parqué neoyorquino.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó de que había elegido a Powell para reemplazar a Janet Yellen en la Presidencia de la Fed cuando se termine su mandato, en febrero próximo.

El anuncio fue hecho una hora antes de que terminara la sesión en la bolsa, que tuvo un comportamiento irregular durante la primera mitad, hasta que la noticia dada por Trump imprimió rumbo en el último tramo de la jornada.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador del mercado, acabó con un nuevo récord y renovó el que arrastraba desde el 24 de octubre, al terminar con un avance del 0,35 % y alcanzar los 23.516,26 puntos.

El selectivo S&P 500, que estaba en negativo antes de que apareciera Trump junto a Powell en los jardines de la Casa Blanca, cambió de dirección y finalizó con un avance del 0,02 %, a menos de dos puntos de su récord del viernes pasado.

El Nasdaq también se movió en sentido ascendente, pero con un repunte que no fue suficiente para terminar la sesión en positivo, a la espera de los resultados trimestrales de Apple que se esperaban al cierre de las operaciones.

Ya hace días que Powell se había convertido en la figura que más puntos había acumulado para ser elegido por Trump para el cargo, por lo que su designación no arrojó demasiadas sorpresas para Wall Street, aparte de confirmar lo que ya se anticipaba.

Powell es miembro de la junta de gobernadores de la Fed y las últimas cuatro décadas ha desempeñado sus labores en el Gobierno, en bufetes de abogados y en las finanzas privadas.

Será el primer presidente de la Fed desde finales de los años setenta que no tiene un grado universitario en Economía.

Está considerado un continuador de las actuales políticas monetarias que ha mantenido Yellen, aunque se cree que puede llegar a impulsar una relajación de las regulaciones financieras actuales.

Ese es un tema que ha impulsado Trump desde la campaña electoral del año pasado, pero ha chocado con posiciones firmes de los reguladores y de la Fed, que no quieren que se repitan las causas que desataron la crisis financiera surgida a finales de 2008.

De cualquier forma, la jornada estuvo revuelta desde un comienzo, más que nada por las informaciones que fueron surgiendo sobre el proyecto de reforma fiscal que debe analizar el Capitolio, el programa que más de cerca sigue Wall Street.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.