Volatilidad y maquillaje

Los nervios están a flor de piel. Es mucho lo que se juegan los inversores en un mercado que dominan[…]

Los nervios están a flor de piel. Es mucho lo que se juegan los inversores en un mercado que dominan los futuros y que no cuenta con el apoyo de volumen. Y los índices reflejan estos nervios como si de sismógrafo loco se tratara. Ya pueden los expertos llamar a la calma que cuando alguien dice que "viene el lobo" se produce la estampida. En apenas dos semanas hemos tenido ejemplos irrefutables de subidas y caídas espectaculares que los analistas no han dudado en calificar de "sobrereacción".

Primero fue la caída por Dubai World. Luego la subida por el dato de paro americano. Ayer, la revisión de Standard & Poor's a perspectiva negativa de la deuda española derrumbó el Ibex, que todavía se resiente en la sesión de hoy. No deja de ser un castigo excesivo una caída del 2,27% por una puesta en revisión de una agencia de calificación.

Pero muestra claramente el estado de nervios que tienen los pequeños inversores y los gestores de fondos. Nadie quiere perderse el rally. Pero la montaña rusa tiene también sus bajadas de vértigo. Los expertos creen que la volatilidad seguirá hasta finales de mes.

Coincido con Lone, los gestores tras el rally de marzo ya tienen un buen beneficio que les asegura el bonus. Ahora lo importante es, como se dice en los partidos de fútbol, mantener el resultado. No merece la pena arriesgarse. Esto explica las bajadas y las subidas a la mínima de cambio. Habrá que templar los nervios y vigilar muy de cerca el intradía. Los expertos tienen previsiones para todos los gustos: el Ibex en 12.500 o en 11.000 puntos.

En portada
Publicidad
Noticias de