Telefónica, Repsol y los bancos se conjuran contra el Ibex-35, que pierde los 9.400

El Ibex-35 no tuvo fuerza para superar los 9.450 puntos, nivel contra el que chocó. En el resto de Europa dominaron los números verdes. Pero Wall Street se venía abajo ante la posibilidad de que la firma del acuerdo comercial chino-americano se retrase.

El Ibex-35 no se despegó mucho de los 9.400 puntos, pero terminó el día por debajo de esa cota. El selectivo cedió un 0,10%, para dar un último cambio en los  9.398,4 puntos. El indicador chocó con los 9.450 puntos a primera hora de la mañana y muy poco después entró en negativo. El índice no tiene fuerza para hacerse con esa resistencia. A los inversores les debe de dar vértigo y miedo llevarlo por encima de los niveles actuales. El selectivo no cierra por encima de los 9.450 puntos desde el pasado mes de abril.

Además, contra el Ibex-35 jugaron algunos de los grandes valores, como Repsol, que se dejó un 1,85%. Telefónica, por su parte, retrocedió un 1,76%. BBVA, mientras, se dejó un 1,01%. Y el Santander, un 0,41%. 

Aunque los dos valores que más bajaron fueron Bankia (-2,68%) y ArcelorMittal (-2,59%). 

En verde, MásMóvil encabezó las ganancias, con una subida del 4,64%. Indra se colocó después, con una subida del 3,60%. Siemens Gamesa y Amadeus ganaron más de un 2%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Audax y Aperam ganaron más de un 10%. En rojo, el peor fue Borges-Bain, que se dejó un 6,79%, seguido de Dia, que se dejó un 5,76%. 

El cierre en el Viejo Continente fue mixto. El mejor del día fue el Cac 40 francés, que ganó un 0,34%, mientras que el Dax alemán se anotó un 0,24%. El Ftse 100 británico se anotó un 0,12% y el Ftse Mib de Milán, alrededor de un 0,05%. En rojo, además del selectivo español, el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 0,14%. 

Publicidad
Publicidad

Sin fuerza en Estados Unidos

En Wall Street, los índices no mostraban mucha fuerza. El Dow Jones y el S&P 500 se movían planos al cierre de la sesión europea. El Nasdaq, por su parte, se dejaba un 0,40%. Ello, después de la publicación de la cifra de productividad no agrícola de Estados Unidos, que en el tercer trimestre del año cayó un 0,3%, frente al incremento esperado del 0,9%. También, ante la que debería ser próxima firma del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Quizás los inversores están a la espera de que se materialice esta previsible solución provisional al conflicto comercial antes de tomar más posiciones en la renta variable. O tengan miedo a que pueda retrasarse: tras el cierre de los mercados del Viejo Continente trascendía la posibilidad de que la firma del acuerdo pudiera trasladarse al mes de diciembre, dado que las conversaciones entre Xi Jinping y Donald Trump sobre los términos del pacto y sobre el lugar de la firma prosiguen. Esa información pesó sobre los índices americanos. 

En el mercado de deuda, en la jornada de hoy, caídas de las rentabilidades, después de varios días de subidas. Así, la rentabilidad del bono americano a diez años bajaba del 1,86% hasta el 1,84%, mientras que la de su comparable alemán pasaba del -0,30% al -0,32%. La del español pasaba del 0,32% al 0,30%.

Sin embargo, por la mañana vimos buenos datos en el Viejo Continente. Así, en Alemania, las órdenes de fábricas se comportaron mejor de lo esperado en septiembre. Y el índice de gestores de compras del sector servicios en el conjunto de la zona euro superaron expectativas y, con él, también el indicador compuesto, que incorpora en el cálculo también al sector manufacturero. Además, las ventas minoristas también superaron las expectativas. 

Lo malo es que en España hubo alguna decepción, como la que propinó la producción industrial, y también el índice de gestores de compras del sector servicios. 

Publicidad

En todo caso, pese a los datos de uno y otro signo, el Fondo Monetario Internacional advirtió al Viejo Continente de que tendrá que preparar una respuesta coordinada ante los riesgos a los que se enfrenta su economía. El organismo conminó a Europa para que se prepare para lo peor. 

Divisas y materias primas

El euro, en este contexto, se mantenía prácticamente sin cambios en el entorno de 1,107 unidades frente al billete verde.

En el mercado de materias primas, el oro subía un 0,35%, hasta los 1.488,7 dólares, ante una mayor aversión al riesgo. El precio del crudo Brent, en cambio, bajaba un 0,84%, hasta los 62,43 dólares.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de