Los asesores ganan la partida a los robot

Los españoles -incluso los más jóvenes- prefieren recibir asesoramiento financiero por parte de personas, según se desprende de un reciente informe elaborado por AXA IM.

robot-trabajo-klZ--620x349@abc

Podrán extraer conclusiones complejas a partir de cantidades ingentes de datos financieros pero los españoles lo tienen claro: a la hora de recibir asesoramiento financiero, una persona de carne y hueso genera más confianza que un robot. Al menos, así se desprende del estudio sobre tendencias de ahorro e inversión elaborado recientemente por AXA IM y que Inversión publica en primicia, esta semana. Así, el 82 por ciento de los encuestados en el informe asegura que prefiere recibir asesoramiento de un profesional humano antes que de un robo-advisor; frente a solo un 13 por ciento que desearía recibir consejos por parte de un algoritmo. 

«La encuesta refleja que la confianza sigue siendo fundamental cuando se trata de invertir. Los españoles prefieren el asesoramiento personal a la hora de planificar sus finanzas», ha valorado Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM en España.

Esta preferencia por un trato humano no cambia demasiado al preguntar a los españoles sobre cómo creen que van a recibir asesoramiento financiero en el futuro. De este modo, solo un 13 por ciento de los encuestados aseveró que deseará recibir asesoramiento por parte de un robot. 

Y la cosa no es muy diferente tampoco cuando se reduce la franja de edad y se entrevista a los milenials (la generación de jóvenes que se ha criado con Internet). De esta manera, un contundente 84 por ciento de las personas con edades comprendidas entre los 16 y los 34 años aseguraron a AXA IM que prefieren sentarse frente a una persona antes que escuchar los consejos de una máquina sobre dónde invertir o qué productos son los más adecuados para ahorrar. 

Los robots tampoco terminan de convencer a los grandes patrimonios, según esta encuesta, pues la predisposición a contratar los servicios de un robo-advisor se reduce considerablemente en la parte de la muestra correspondiente a altos patrimonios, de manera que solo un 9 por ciento de los encuestados pertenecientes a este grupo confiaría en un algoritmo antes que en una persona.

Lo mejor de ambos mundos

Pero, pese a estos resultados, es evidente que la digitalización de los servicios financieros es imparable. En relación con esto, Barros hizo la siguiente valoración: «El desarrollo de las nuevas tecnologías es imparable y, sin duda, jugará un papel muy importante en la relación entre el asesor y el inversor. Cada vez habrá una mayor implantación de soluciones digitales en el ámbito del asesoramiento. De hecho, ya se utilizan herramientas digitales para operar con los bancos, hacer un seguimiento de los ahorros, ayudar en la elección de las mejores alternativas de inversión y en el seguimiento de las inversiones a través del smartphone o de la tablet. Los asesores que puedan ofrecer lo mejor de ambos mundos, asesoramiento y tecnología, serán los que tengan más posibilidades de ser elegidos por el cliente».

Más allá de la cuestión tecnológica, el informe de AXA IM también espera que se produzca un incremento del número de españoles que recurren a un asesor financiero: «Los datos apuntan a un claro crecimiento del sector del asesoramiento financiero independiente en España: un 12 por ciento de los inversores encuestados recurre en la actualidad a este tipo de servicio de manera no excluyente y esta cifra prácticamente se duplicará en el futuro, ya que un 23 por ciento asegura que utilizará a este tipo de prestación en los próximos años», dice el estudio.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.