Las cinco preguntas de los inversores tras las elecciones

La victoria del PSOE le otorga varias opciones de Gobierno. Ante esta tesitura, y con la proximidad de los comicios autonómicos y europeos, los expertos consideran que hay que mantener la calma en las inversiones y no realizar movimientos en las carteras.

El Ibex 35 superó la prueba electoral con nota. Por primera vez en su historia cerró en positivo el día después de las elecciones generales. En este escenario, los inversores se plantean cinco cuestiones a las que responden los expertos.

1¿Ha sido bueno el resultado electotal para el Ibex 35?

El director de gestión de Gesconsult, David Ardura, no diría que el resultado electoral ha sido bueno, pero sí «reduce la incertidumbre porque hay opciones de gobierno claras y eso da tranquilidad al mercado». La responsable de productos de Self Bank, Victoria Torre, reconoce «cierto alivio» al comprobar que el apoyo de los partidos más extremistas queda limitado y que son PSOE y PP, los dos más votados, partidos europeístas que dan garantías para el cumpliento del déficit. Para el estratega de mercados de IG España, Sergio Ávila, el ascenso de Ciudadanos y la caída de Podemos se traduce «en una mayor moderación» de la formación morada a la hora de entrar en el Gobierno o mayor facilidad de llegar a acuerdos con Ciudadanos. Por su parte, la directora de análisis de Renta 4, Natalia Aguirre, estima que aún hay que esperar, porque la clara mayoría sacada por el PSOE le abre muchas opciones de gobierno pero que el mercado demostró el lunes que está en línea con el resto de plazas europeas. Aguirre y Ardura comparten la visión de que un gobierno de PSOE con Ciudadanos sería la mejor «opción». Ardura considera que aunque Ciudadanos estuviese en la oposición «podría controlar la gestión del Gobierno» y Aguirre afirma que ya hay empresas del Ibex 35 pidiendo un Gobierno de ambos partidos, «porque dar entrada a otras opciones acarrearía, de inicio, una mayor subida de impuestos». Con todo, los expertos ven una calma en el mercado que continuará en el corto plazo. 

2 Tras los resultados, ¿se recomienda hacer cambios en las carteras?

 En esta cuestión los expertos comparten la visión de que lo mejor es mantener las carteras con la composición actual. Así, Ardura tiene claro que, «por el momento», no habría que hacer cambios en las carteras porque la posible volatilidad postelectoral «siempre tiende a tranquilizarse». Pero matiza: «Si después del mes de negociaciones se ve un pacto muy negativo para el mercado o unas propuestas económicas alejadas de la senda actual, sería el momento de introducir cambios». Aguirre también declara que hay que esperar a la formación de Gobierno, «para comprobar si se lanza a ir en solitario», y si sigue por el mismo camino que hasta las elecciones, «las carteras deben permanecer sin cambios».

3 Según los pactos que se pueden dar, ¿por qué compañías se debería apostar y cuáles serían más perjudicadas?

Al igual que los expertos no optan por cambios en las carteras, lo mismo sucede con los valores, aunque Ávila si focaliza por sectores. Este estratega estima que el sector de infraestructuras podría ser uno de los mayores beneficiados, «porque en los últimos presupuestos que fueron rechazados el PSOE contaba con una partida de 973 millones de inversión en infraestructuras, un 26 por ciento más respecto al anterior». Por tanto, para Ávila, las compañías que podrían verse favorecidas serían ACS, Ferrovial, OHL, Empresarial San José o FCC. También apunta a las farmacéuticas, por la propuesta de eliminar el copago de medicamentos, «que se puede traducir en un aumento de la demanda, lo que ayudaría a compañías que ofrecen genéricos como Admirall o Faes Farma». Por el lado de las perjudicadas, Ávila señala a los bancos y las eléctricas, «porque el PSOE lleva en su programa gravar las transacciones financieras y establecer un tipo mínimo impositivo de sociedades para los bancos superior al de otros sectores». Torre también señala a los mismos sectores ya que el foco en las jornadas postelectorales «está siempre puesto en los más sensibles a la regulación como inmobiliario, eléctrico y bancario, pero no se aprecia nerviosismo en este sentido». Así, y por las negociaciones para formar Gobierno, desde Self Bank no prevén en las próximas 3 o 4 semanas tensiones en el mercado derivadas de este asunto. 

4¿Podría haber un cambio de rumbo en el Ibex para este ejercicio?

Publicidad
Publicidad

Con todo, se plantea si puede haber un previsible giro de tendencia para el Ibex 35. Y, en este punto, también hay consenso entre los expertos. Ardura sentencia que «no habrá cambio de rumbo» y los ejemplos que pone son Italia y Portugal: «En Italia entró un Gobierno populista enfrentándose a Bruselas y al final tuvo que replegarse y aceptar. Y ahí vemos al FTSE MIB liderando Europa desde comienzo de año en muchas ocasiones. Por otro lado, el caso de Portugal muestra que cuando salió el actual Gobierno, muy parecido a lo que se podría ver en España, los mercados reaccionaron con temor, tanto la renta variable como la fija, y ahora es un país que se pone como ejemplo al resto de Europa por sus medidas y crece con los mejores registros en los últimos 15 años». Aguirre afirma que lo fundamental para un cambio de signo «es que se confirme un punto de inflexión en la desaceleración económica, y aún no se ha confirmado porque seguimos viendo tanto buenos como malos datos macroeconómicos indistintamente. Por tanto, y por el momento, hay que mantener las inversiones en renta variable como el mercado con mayores oportunidades y realizar nuevas entradas en bolsa cuando se confirme el mencionado punto de inflexión».

5¿Nos olvidamos ya del riesgo político o puede reaparecer para las europeas y autonómicas?

Al hablar de cómo afectaran los pactos de Gobierno al Ibex 35, también se piensa en elecciones europeas y autonómicas, ya que los partidos se guardan sus futuros movimientos en el Gobierno estatal para después de estos comicios. Por consiguiente, según David Ardura, el hecho de existir diferentes vías de gobierno reduce mucho el riesgo para los mercados, por lo que «veremos el mismo escenario». Por otro lado, Natalia Aguirre pone el foco en la importancia del desarrollo económico en Europa y las consecuencias de los posibles resultados en las votaciones comunitarias: «El BCE ha usado todas las herramientas de política económica, tanto convencionales como no convencionales, y la economía no termina de repuntar más, así que el único recurso que le queda son las políticas fiscales. Y para realizarlas se necesita el mayor grado de integración en el proyecto europeo, pero si cogen mucha fuerza los partidos euroescépticos esta herramienta podría no poder usarse».

Publicidad
En portada

Noticias de