La industria americana se lleva por delante los 9.200 del Ibex-35

Los malos datos publicados en Estados Unidos provocaron pérdidas en todos los índices bursátiles, entrada de dinero en los bonos americanos, recuperación del euro y del oro y retroceso en el precio del petróleo.

El cuarto trimestre del año comenzó con malas noticias y pérdidas generalizadas en los mercados de renta variable. Y eso que el Ibex-35 arrancaba la jornada por la mañana en verde y atacando los 9.300 puntos. Pero, al cierre, perdía los 9.200 puntos que recuperaba el lunes: dio un último cambio en los 9.165,9 puntos, lo que supone una caída del 0,85%

Los peores índices del día fueron el Cac 40 francés y el Dax alemán, que retrocedieron un 1,41% y un 1,32%, respectivamente. El Ftse Mib de Milán perdió un 0,81%. El mejor fue el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 0,50%. 

El desencadenante de que los números rojos se extendieran a todos los mercados fue la publicación del ISM manufacturero de Estados Unidos correspondiente al mes de septiembre. En agosto ya se había colocado por debajo de los 50 puntos, en los 49,1, es decir, ya se encontraba en terreno contractivo, pero el consenso de economistas esperaba que en septiembre volviera a los 50 puntos. Lejos de eso, profundizó su descenso hasta los 47,8 puntos, su nivel más bajo en una década. Este dato seguía al que se había publicado por la mañana en Europa con impacto más desigual en la renta variable: también en el Viejo Continente el sector manufacturero está en recesión. Y, además, el IPC de septiembre se colocó por debajo de lo esperado, en el 0,9% interanual. 

Con ello, al cierre de la sesión europea, los indicadores de Wall Street estaban en negativo. El Dow Jones y el S&P 500 retrocedían alrededor de un 0,65%, mientras que el Nasdaq se dejaba alrededor de un 0,25%. El recorte se antoja, de todas maneras, muy discreto, teniendo en cuenta que los indicadores de la Bolsa de Nueva York rondan sus máximos históricos. 

En el Dow Jones, únicamente sobrevivían en positivo media docena de valores, como Apple, así como otros defensivos, como Johnson & Johnson, Coca-Cola o Merck. 

MásMóvil brilla en una sesión deprimente

En el selectivo español, sólo ocho valores se salvaron de los recortes. MásMóvil fue el mejor: se disparó un 21,24% después de anunciar un acuerdo con Orange para el 5G, lo que también le ha posibilitado una revisión al alza de sus expectativas de beneficio. A continuación, aunque lejos, Mediaset (1,69%), Enagás (1,18%) y Colonial (1,08%). Aena, Cellnex, Meliá y Merlin Properties cerraron la lista de valores al alza. 

En rojo, Ence fue el peor, con un recorte cercano al 5%. Después se colocó Cie Automotive, con un descenso del 2%. El tercer valor más castigado fue Siemens Gamesa, que se dejó un 1,89%. 

Publicidad
Publicidad

Después se situaron dos de los grandes: BBVA y Santander retrocedieron algo más de un 1,65%. 

Otro buen grupo de valores bajaron más de un punto porcentual. Entre ellos, otro de los grandes, Iberdrola, que se dejó un 1,22%. Inditex y Telefónica se dejaron alrededor de un 0,8%. 

Bonos, divisas y materias primas

Publicidad

El dato industrial estadounidense, además de provocar que las Bolsas entraran en rojo, también fue la causa de que se diera la vuelta el mercado de deuda. Por la mañana, las rentabilidades de los bonos subían. Por la tarde, al menos en Estados Unidos, volvieron a retroceder. El interés del título estadounidense a diez años pasó del 1,67% al 1,62%. 

En el mercado de divisas, la consecuencia que tuvo la batería de datos macro fue que el euro recuperara posiciones. La moneda comunitaria, al cierre de la sesión europea, avanzaba un 0,29% frente al billete verde, hasta el nivel de 1,093 unidades. A primera hora de la mañana el tipo de cambio había llegado a estar en 1,0880 unidades, el nivel más bajo para el euro en más de dos años. 

Ello se debe a que el mercado pudo interpretar que la Reserva Federal norteamericana tomará nota de ese debilitamiento en el sector industrial estadounidense, de su potencial contagio al sector servicios y al consumidor, y vuelva a bajar los tipos de interés en su próxima reunión, o incluso adopte medidas de mayor calado. 

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo volvió a caer. El barril de Brent, de referencia en Europa, registró una tercera sesión de recortes: cedió un 1,9%, para colocarse por debajo de los 60 dólares. No ocurría desde los primeros días de septiembre. 

Publicidad

En cuanto al oro, si por la mañana caía, con la publicación del dato industrial estadounidense, se dio la vuelta: al cierre, subía un 0,75%, hasta los 1.484 dólares la onza. La demanda de activos seguros se incrementó.

A este último movimiento pudieron contribuir las últimas noticias que procedían de Hong Kong: por primera vez desde que en junio arrancaran las protestas, la policía disparaba a un manifestante. Ello, además, el día en que en China se celebra el 70º aniversario de la revolución maoísta. 

Así, se apreciaron tanto el franco suizo como el yen japonés, dos monedas también refugio.

En portada

Noticias de