Ibex: Muchas piedras en el camino

Palacio de la Bolsa de Madrid

Un Brexit que nadie sabe cómo va a acabar, ni si quiera la fecha de aplicación; la locomotora de Europa con claros síntomas de desaceleración, la economía italiana ya en recesión y una francesa muy cercana también, el BCE con balance interno equivalente al 43 por ciento del PIB de la Eurozona y nulas posibilidades de bajar más los tipos de interés y por terminar con este pequeño ejemplo de nubarrones encima del mercado, el bono alemán a 10 años con rentabilidad negativa de nuevo como en el 2016.

Este es el nubarrón que tenemos sobre el mercado europeo, sin entrar a detallar los nubarrones sobre el mercado estadounidense o chino, pero nosotros en España tenemos el agravante de que uno de los sectores más sensibles a los tipos de interés es el sectorial bancario y su peso en el IBEX 35 es enorme.

Así que viendo que el mercado lleva desde noviembre del año pasado intentando dejar atrás la importante resistencia en torno a los 9.270 puntos y no puede, acumulando ya dos falsas rupturas, bien podría plantearse uno estrategias de cobertura para su cartera en previsión a que finalmente el mercado se decida a caer con contundencia, cosa dicha sea de paso, no está ocurriendo ya que el primero de los soportes importantes en los 9.100 puntos está siendo bien defendido. Pero ver los 9.100 puntos rotos y posteriormente ceder ante los mínimos del pasado 8 de febrero en los 8.826 puntos dejaría pocas dudas de la debilidad del mercado y la necesidad de proteger las posiciones si es que se opta por no venderlas.

¿Y cómo se cubre una cartera?

Tenemos multitud de productos para hacerlo si optamos por no vender las acciones, bien porque no queremos vender con pérdidas o por mil motivos como pueden ser los fiscales, emocionales, etc...

Una de las maneras más sencillas es acudiendo a un bróker de CFDs (contratos por diferencias) y vender tantos contratos como acciones tenemos y queramos cubrir. A partir de ese momento, una supuesta continuidad en la corrección de las acciones, vendrá compensada por un ingreso de euros en nuestra cuenta del bróker de tal manera que no incurrimos en mayores disminuciones de patrimonio por la corrección de nuestras acciones.

Muchas veces los inversores no usan este mercado por desconocimiento o falta de formación. 

No obstante, tenga paciencia a la hora de tomar la decisión de cubrir su cartera, porque como he comentado anteriormente ni siquiera se ha perdido la media móvil de medio plazo (línea roja) tal y como podemos ver en el siguiente gráfico.


No perder los 9.100 puntos hace innecesarias las coberturas.
No obstante, ante una cobertura de una posición de un activo a la baja, si éste evoluciona de manera alcista, realmente incurriremos en pérdidas en nuestra cuenta con el bróker pero éstas vendrán compensadas por un mayor valor de nuestras acciones de tal manera que de manera global no sufrimos disminución patrimonial.

Allí, les hablaba a los lectores de la importancia de buscar el lado corto si las acciones del Banco Sabadell perdían los mínimos de la sesión de ayer en los 0,89 euros. Y es que como decía anteriormente el sector bancario está gravemente perjudicado por la coyuntura de tipos bajos que estamos viviendo y esto se nota en valores como CaixaBank, Bankia o el propio Banco Sabadell.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.