Exconsejero CCOO: Las tarjetas eran autorizadas, conocidas y consentidas

El exconsejero de Caja Madrid en representación de CCOO Rodolfo Benito ha dicho hoy en la Audiencia Nacional que las tarjetas "opacas" de Caja Madrid respondían a cuatro principios: estaban autorizadas, eran conocidas y estaban controladas y consentidas.

Durante su interrogatorio por parte del fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón, Benito ha negado toda validez a las hojas excel en las que figuran los gastos efectuados y que forman parte del sumario, porque no se trata de extractos bancarios con las correspondientes garantías sino de "hasta tres documentos diferentes, tres hojas excel con firmas de personas diferentes".

Lo único que reconozco de esas hojas excel, ha dicho, es el daño que me han hecho.

En cuanto a los cargos de que presuntamente habría realizado con la tarjeta de Caja Madrid, ha puntualizado que "no he estado nunca en una joyería, no he comprado nunca en un supermercado y no he pernoctado en hoteles de Madrid porque resido en Madrid".

Más aún, ha insistido, entre los gastos efectuados figura un viaje a Bolivia, un país que asegura no haber visitado jamás.

Según ha relatado, los importes desembolsados con la tarjeta a la que tenia derecho como consejero de la caja no se pueden describir como gastos de representación sino como "gastos vinculados a mi actividad como consejero e inherentes a mi función".

Benito, que fue consejero de Caja Madrid entre 2003 y 2010 y que gastó 140.600 euros, recibió su tarjeta de manos del entonces secretario del consejo de administración, Enrique de la Torre.

En todo momento, Benito ha querido dejar claro que la potestad para decidir sobre las tarjetas y los límites de gasto de estas correspondía al presidente de la entidad, Miguel Blesa.

Asimismo, ha dicho que no cree que "haya causado ningún tipo de perjuicio" a Caja Madrid, y ha explicado que "no se puede hacer un 'totum revolutum' interesado", y mezclar este asunto con la crisis económica y financiera o con lo ocurrido en otras entidades distintas de la caja madrileña, como Bankia".

Benito siguió utilizando la tarjeta meses después de su cese en 2010, ya que entendió que podía hacerlo hasta la nueva constitución del consejo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.