El Ibex-35 acoge el pacto Sánchez-Iglesias con una caída del 0,87%

Los inversores mostraron un moderado disgusto con el nuevo Gobierno de coalición que dibujaron los líderes del PSOE y de Unidas Podemos. La banca se mostró especialmente vulnerable. Pero la prima de riesgo española apenas se amplió.

La situación política española dio un paso importante hacia su desatasco con el principio de acuerdo al que llegaron el Partido Socialista y Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición después de la repetición electoral. Pero al Ibex-35 no le pareció gustar. El selectivo español se movía por encima de los 9.400 puntos hasta que los líderes de los dos partidos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que serán presidente y vicepresidente del nuevo Ejecutivo, comunicaban su pacto y lo firmaban ante las cámaras de televisión a última hora de la mañana. A partir de ahí, el Ibex-35 no sólo fue perdiendo fuerza, sino que entró en números rojos. Y así terminó la sesión: al cierre daba un último cambio en los 9.306,7 puntos, lo que supone un recorte del 0,87% y volver a los niveles más bajos desde la última sesión del mes pasado.

El resto de los índices europeos se mantuvieron con sus ganancias. E incluso las incrementaron después de una apertura también alcista en Wall Street, con la esperanza en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comente en el Club Económico de Nueva York los posibles avances de las conversaciones comerciales con China. El S&P 500 marcaba los 3.100 puntos por primera vez en la historia con ganancias de alrededor de un 0,4%.

Así, el Ftse Mib de Milán fue el mejor del día, con un recorte del 1,24%. El Dax alemán se anotó un 0,65%. El Ftse 100 británico ganó medio punto porcentual, el Cac 40 francés, un 0,44%, y el PSI-20 de Lisboa, un 0,18%.

Los datos macro conocidos en el Viejo Continente fueron mixtos. El índice Zew, que mide la confianza en la economía alemana, pasó en su capítulo de valoración de la situación actual, de los -25,3 puntos hasta los -24,7 puntos, cuando se esperaba que mejorara algo más, hasta los -22,3. Pero el índice que mide las expectativas de futuro, más importante, superó expectativas al subir de los -22,8 hasta los -2,1 puntos, cuando se había previsto que se situara en los -13 puntos. Para el conjunto de la zona euro este último indicador mejoró de los -23,5 hasta los -1 puntos.

Bankia, el peor; y sólo siete acciones en verde

Al Ibex-35 le pesó Bankia, que cerró con un recorte del 4,55%. Los inversores deshicieron posiciones en un valor que ya era ayer el peor del año en el selectivo doméstico con un descenso de cerca de un 30% ante el temor que les suscita la idea que tiene Unidas Podemos de convertir a esta entidad en una pieza de un gran banco público en España. Además, UP también plantea un relevo en la cúpula del grupo financiero que sea decidido por tres quintos del Congreso de los Diputados.

Publicidad
Publicidad

Bankia fue el banco que más cayó del Ibex-35, pero no el único. A continuación se colocaron CaixaBank y el Sabadell, con descensos de un 3,99% y de un 2,39%, respectivamente. Ello porque el nuevo Gobierno de coalición podría plantear un impuesto especial para la banca o un recargo en el impuesto de sociedades para el sector. Las otras entidades financieras registraron pérdidas más modestas: Bankinter se dejó un 1,43%, mientras que el Santander retrocedió un 1,06%. BBVA, por su parte, bajó un 0,55%.

Entre los valores más bajistas, también Viscofán y MásMóvil, que retrocedieron alrededor de un 1,8%. 

También se mostró vulnerable algún valor del sector regulado de las 'utilities': así, Enagás retrocedió un 1,61%, mientras que Red Eléctrica se dejó un 1,43% y Naturgy, un 1,04%. Pero las eléctricas cayeron menos: Endesa se dejó un 0,63% e Iberdrola, un 0,34%. Estas distinciones, quizás porque el régimen regulatorio de la electricidad ya está diseñado, mientras que el del gas aún está abierto. 

Sólo siete valores del selectivo lograron esquivar las pérdidas. De ellos, únicamente cuatro terminaron con ganancias. Mediaset fue el valor que más subió, con una revalorización del 1,20%. Después se colocaron IAG (0,70%), ArcelorMittal (0,21%) y Mapfre (0,12%). Cellnex, Colonial y Meliá cerraron la jornada en tablas.

La mayor caída... en dos semanas

Publicidad

De todos modos, la caída registrada por el Ibex-35, que es apenas la más importante desde el pasado 30 de octubre, cuando el indicador cayó un 1,23%, no se vio acompañada por un incremento de la prima de riesgo muy relevante: se amplió en dos puntos básicos, hasta los 69, cifra que es apenas diez puntos básicos superior a la de los mínimos desde el estallido de la crisis financiera que marcó en julio en los 59 puntos básicos. 

La rentabilidad del bono español a diez años subió apenas desde el 0,42% hasta el 0,44%. Aunque es cierto que se desmarcó de lo que hacía la deuda italiana, cuyo rendimiento cayó desde el 1,26% hasta el 1,21%. La prima que se requiere al título español a diez años sobre su comparable portugués se mantuvo en los 8 mismos puntos de ayer.

El euro perdió posiciones al cierre de la sesión: la moneda comunitaria, al cierre de la sesión, retrocedía un 0,20%, hasta el nivel de 1,1012 unidades.

En el mercado de materias primas, el oro cayó un 0,12%, hasta los 1.454 dólares la onza. Fue la cuarta sesión consecutiva de descensos y marcó su nivel más bajo desde principios de agosto. 

Publicidad

En cambio, el crudo subió. El barril de Brent, de referencia en Europa, se anotó un 0,10%, hasta los 62,24 dólares. El de West Texas subía un 0,33% al cierre de la sesión europea, hasta los 57 dólares.  

En portada
Publicidad
Noticias de