Clínica Baviera busca un nuevo escape al alcista

Clínica Baviera

Clínica Baviera consolida la fuerte subida que ha tenido en un ejercicio en donde la mayoría de valores deja mal sabor a los inversores. El fuerte avance que se produjo durante le mes de abril vino dado la noticia de la OPA efectuada sobre la misma por AIER EYE que le dejaba situada en las cercanías de los 10,00 euros y después por la publicación de resultados trimestrales tras haber incrementado los mismos un 52% respecto al mismo trimestre del año anterior. La salida de la zona de los 10,00€ con el ataque a los 11,00€ con intención y volumen se producía antes de conocer estos datos de resultados, que una vez conocidos provocaron el primer tramo de subida importante y vertical que llevaron al valor desde poco más de los 11,00€ hasta superar los 14,50 euros de máximos en una sesión y acababa esa misma semana sobre los 13,30 euros. Después realizó un patrón de continuación que se activóal superar definitivamente con intención la referencia de los 14,00 euros y que le llevó prácticamente hasta los 16,00 en máximos intradiarios, para después iniciar el proceso de consolidación bastante lateral en rango en el que la zona de los 12,00 euros es la referencia de soporte clave a no perder para mantener el sesgo positivo y poder continuar en el escenario de avances a medio plazo.

El valor tiene zona de resistencia significativa el rango comprendido entre los 14,00 euros y los 15,00 euros entre los que se ha movido en los intenso de rebote desde el este soporte de la banda baja del rango sobre los 12,00 euros.

El objetivo si logra romper al alza la zona de los 15,00 euros lo situamos superando los máximos por ahora de este ejercicio de los 16,00 euros en torno a los 17,00 euros donde confluyen los techos de los dos canales de progresión actuales, el acelerado desde los mínimos de 2016 y el original desde los mínimos de 2012-13. Pero el objetivo teórico del patrón, si se cumple siendo este la amplitud del rango lateral, se proyecta incluso más allá de estos 17,00€ hasta la zona de los 18,00 euros que son una aproximación a la zona de máximos históricos del valor tras su salida a bolsa en 2007. 

La zona de soporte clave para seguir con este sesgo la tenemos en los 12,00 euros. Si se perdiera este nivel que nos confirmaría la vuelta dentro de los canales y opciones que se colocara más negativo ya que podría entonces llegar a testear incluso los 10,00 euros de partida. Con otro soporte intermedio en la zona de los 11,00 euros. El sesgo a medio plazo no cambia en tanto no pierda esta referencia y su confirmación con cierres semanales por debajo de los 9,00€. Después de esta referencia están los 8,00 euros que, de perderse, ya apuntarían la base de canal mayor sobre los 6,00 euros con opciones de entrar en un escenario correctivo para apuntar a los mínimos históricos de 2013 en los 3,00 euros. Por ahora a pesar de la situación global del mercado, como está apuntado el gráfico está opción estaría descartada, tendiendo más probabilidades asignadas la opción de poder romper el lateral al alza y proseguir con el impulso. Pero veremos también si es capaz de seguir sobreponiéndose al sentimiento negativo y la situación técnica global de debilidad de los índices.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.