Caruana: La banca es hoy más resistente, pero aún hay retos pendientes

El exgobernador del Banco de España Jaime Caruana ha explicado hoy que el llamado tsunami regulatorio que ha afectado al sector financiero global durante la crisis se ha traducido en unas entidades más fuertes y resistentes y con más y mejor capital, pero que aún tienen muchos retos por delante.

El también exdirector general del BIS y expresidente del Comité de Basilea, encargado de redactar las normas de capital del mismo nombre, ha explicado que el reto más importante para los bancos es elevar su rentabilidad, pues deben hacerlo al mismo tiempo que cumplen los requerimientos de capital y con unos tipos muy bajos.

En su intervención en la jornada "Regulación y estabilidad financiera: diez años después", en el marco del máster sobre banca y regulación financiera organizado por la Universidad de Navarra, Caruana ha dicho que otro reto importante son los activos dañados de la banca, que se han reducido mucho, pero aún son una carga notable en los balances.

Otro de los retos "antiguos" es que las entidades recuperen su reputación y la confianza no solo de los mercados sino también de la sociedad, algo que a su juicio "requerirá tiempo".

En cuanto a los nuevos retos que las entidades tienen por delante, destacó la digitalización y la entrada de nuevos actores en el mercado, que pueden dar servicio a una parte de las necesidades financieras de los clientes.

Por eso, "solo los bancos que sean capaces de adaptarse podrán generar recursos y beneficios", pero esto requerirá grandes transformaciones, dijo Caruana, que añadió que la competencia se manifestará en la información que se tenga de los clientes.

Sin embargo, la competencia traerá aspectos positivos, como una mayor transparencia y eficiencia.

En cuanto a la regulación, la que afecta a la digitalización aún está muy enfocada al consumidor, pues primero hay que entender lo que está ocurriendo y lo que están ofreciendo las nuevas tecnologías.

Caruana se preguntó si la regulación del sector es excesiva y se respondió a sí mismo que no, al menos en lo que se refiere al capital, pues es bueno que los bancos dispongan de un colchón de capital para afrontar las crisis, e incluso se les podría pedir más.

Gracias a estas normas, las entidades son ahora más solventes y pueden dar más crédito y acompañar el crecimiento económico, que es generalizado en Europa, pero en parte es cíclico y no se basa en reformas estructurales, por lo que hay que prestar atención a las "vulnerabilidades" que persisten, como los elevados niveles de deuda que tienen algunos países.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.