Burbuja o sobrevendidos: en qué situación se encuentran los principales mercados

bolsas-chinas-reajuste-crac--644x362

La insoportable lateralidad de los mercados obedece a los riesgos a los que se enfrentarán lo que queda de año y el siguiente. El principal desafío llegará en diciembre con la subida de tipos por parte de la FED. Y es que en las perspectivas macroeconómicas que ha publicado Amundi recoge que nos enfrentamos a un escenario de riesgos al alza junto con una fuerte aceleración del crecimiento global en 2017.

Eric Mijot, responsable de estrategia de la gestora, señala que el escenario global al que nos enfrentamos en lo que queda de año es de un crecimiento por debajo de al media, en torno al 3% siendo "la recuperación de Estados Unidos el eje central al ganar velocidad", mientras que en la Eurozona debería continuar al mismo ritmo que en 2015, donde el Brexit tendría un impacto moderado. 

Y a pesar de que el crecimiento es resistente, uno de los obstáculos es un estancamiento que está arraigado debido a que el comercio global está paralizado, lo que hará que la recuperación de algunos países venga a través de su demanda interna, lo que podría ser compensado con el aumento de la población entre 40-50 años en 2020.

Por zonas geográficas

Mijot señala que en Estados Unidos a pesar del crecimiento se está produciendo un agotamiento de la recupración, mientras que en la eurozona se apoyará en varios factores como los estímulos monetarios por parte del BCE. Otra zona de vital importancia es Japón, que está inmerso dentro en la aprobación de nuevos estímulos económicos. Renta 

En cuanto a las políticas monetarias, el ciclo de subidas de la Fed debería ser muy limitado, de acuerdo a las perspectivas de un menor crecimiento potencial. "Esperamos una subida de tipos en diciembre y otra el próximo año", en cuanto al BCE deberían permanecer bajos durante un largo periodo de tiempo. 

Entre las conclusiones que saca Amundi, es que todavía no se ha agotado el ciclo de inversión, estando la bolsa americana en un fase de burbuja. Así, en Estados Unidos el crecimiento de los beneficios se mantiene plano, mientras que en Europa es un buen momento para entrar ya que está sobrevendido y necesitaría una mayor intervención del sector financiero, lo mismo que ocurre con la bolsa japonesa que está sobrevendida, pero el rebote podría ser más limitado que el europeo. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.