Guía completa para vender una vivienda en tiempos de inflación: ¿debo pedir más?

Algunos propietarios se ven tentados a subir los precios de su vivienda. ¿Es una decisión correcta? Esta es la guía completa para vender un piso con inflación

La inflación desbocada en España (que se sitúa en el 10,8 por ciento interanual, según cifras confirmadas por el INE) impacta en todos los bienes y servicios. También, en la vivienda.  

Por eso, esta coyuntura plantea muchos interrogantes a las personas que se están planteando vender su vivienda en el momento actual.

Publicidad

¿Debo pedir más dinero por mi piso del que inicialmente tenía previsto en previsión de que suban los precios?, ¿debo esperar a que se incrementen los precios para vender más caro mi piso? 

En esta situación, de hecho, algunos propietarios ya están tomando medidas de este tipo, según explica un profesional del sector. 

"Es cierto que hay propietarios que dicen: como hay inflación, mantengo el precio elevado, no lo bajo", confirma Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. 

No es buena idea elevar los precios para vender una vivienda 

Si bien, los expertos coinciden en señalar de manera unánime que esta no es la mejor estrategia para vender una vivienda en tiempos de inflación pues, al encarecer el piso, lo único que podemos provocar es un retraso en el cierre de la operación. 

"Al final, los precios inmobiliarios se rigen por la oferta y la demanda. Puedes pedir lo que quieras pero, si está caro, nadie lo va a comprar", explica Elisabeth Ruiz Dotras, profesora de Economía de la UOC. 

Publicidad
Publicidad

Bruno Cotta, director de ventas de la inmobiliaria Engel & Völkers Madrid-El Plantío, coincide con ella: "Si queremos vender nuestra casa, hay que estar dispuesto a valorar la propiedad por lo que el mercado esté dispuesto a pagar". 

Duque lo confirma: "El propietario debería planteárselo de otra manera: el último euro que se lo lleve otro". 

Cómo saber el precio al que debo vender mi vivienda 

Entonces, ¿cómo saber el precio que se puede pedir por mi vivienda? 

Para dar con un precio correcto, lo fundamental es fijarse en lo que se pide por el metro cuadrado en la zona en cuestión (un dato que se puede consultar en los portales inmobiliarios como Idealista, Pisos.com, Fotocasa...) y también ver a qué precios se están vendiendo las viviendas de características similares a la nuestra.  

Publicidad

"Nuestra recomendación a la hora de vender es que los propietarios no intenten subir precios debido a la inflación y centren el precio en la media de la zona, según las viviendas similares que se estén vendiendo".

"Esto es imprescindible a la hora de fijar un precio medio de venta", explica Anaïs López, portavoz de Fotocasa. 

Siempre teniendo en cuenta que los precios de los portales inmobiliarios son de oferta y luego hay un margen de negociación del 5 al 10 por ciento a la baja. 

Asimismo, hay que tener en cuenta que el precio que pagamos en su día por la vivienda no sirve como referencia, según apunta López.

Publicidad

"Muchos propietarios se fijan en el precio que pagaron cuando compraron el piso, pero éste puede haber variado con el paso del tiempo, al alza o a la baja, y es recomendable siempre actualizar dichos precios". 

Recurrir a la ayuda de un profesional inmobiliario 

Para ayudarnos en este proceso y asegurarnos que no vendemos por debajo del mercado, siempre es aconsejable recurrir a la ayuda de los profesionales inmobiliarios. 

"Quizá lo recomendable es ponerse en manos de especialistas como las sociedades de tasación, que se encargarán de ponderar todas las situaciones y orientarnos sobre el precio de mercado real del inmueble", asevera Jaime Fernández, gerente de ASPRIMA. 

En cuanto a las dudas sobre la conveniencia de retrasar las operaciones, Francisco Iñareta, portavoz de Idealista, recuerda que la ralentización de la economía puede suponer un frenazo del mercado, por lo que no está claro que sea la mejor idea. 

"Puede parecer evidente que la reducción de la capacidad adquisitiva de los compradores y el encarecimiento de las hipotecas puedan frenar este apetito por la compra en la segunda parte del año, ralentizando el cierre de operaciones, aumentando los periodos de venta, aumentando el stock de vivienda disponible y ayudando de este modo a contener la subida de los precios", apunta Iñareta en este sentido. 

Publicidad

Poner la vivienda de ‘primera comunión’ 

Por último, otro consejo a la hora de vender una vivienda (en tiempos de inflación o sin ella) es acondicionar la casa para que luzca perfecta de cara a los potenciales compradores. Aunque requiera una inversión, permitirá venderla a mejor precio. 

"Aconsejo al propietario que haga una pequeña mudanza, que ponga la casa para venderla, que repare desperfectos y le dé una mano de pintura".

"Que la deje de primera comunión. Hay poca cultura en España de preparar la casa para venderla, pero es fundamental", apostilla Duque.

En portada
Publicidad
Noticias de